Ventajas y desventajas de ser funcionario

Ventajas y desventajas de ser funcionario
Índice

Cada profesional se marca unos objetivos en su carrera que están alineados con las expectativas personales. Ser funcionario es una opción que muchos trabajadores se han planteado en algún momento. Antes de tomar la decisión de presentarte al examen de una próxima oposición, es recomendable que analices con detenimiento los pros y los contras de ser funcionario.

 

Máster en Dirección de Recursos Humanos
Descubre las técnicas más innovadoras en gestión y captación del talento

 

¿Cuáles son las ventajas de conseguir esta meta?

Estos son algunos de los datos a tener en cuenta:

1. Estabilidad profesional.

El entorno laboral actual es muy cambiante, y la idea de conseguir un trabajo para toda la vida forma parte del pasado. Un funcionario que ha conseguido una plaza fija visualiza su futuro profesional sin la incertidumbre que produce el desempleo. Esta seguridad económica le permite tomar decisiones a largo plazo. Cuestiones relevantes en un proyecto de vida como alquilar una vivienda o comprar una casa en propiedad se afrontan mejor desde esta perspectiva.

2. Salario.

Un candidato que está en búsqueda activa de empleo encuentra ofertas de trabajo con condiciones laborales que no siempre se ajustan a sus expectativas. Ser funcionario te aporta la ventaja de realizar una responsabilidad que se valora positivamente. Es decir, el profesional percibe un sueldo atractivo y tiene un buen horario.

3. Seguridad.

Nadie sabe qué ocurrirá en el futuro, pero una persona puede planificar el mañana desde el presente. Así lo muestra el ejemplo de un profesional que estudia una oposición para conseguir una plaza fija. Esta estabilidad es clave en cualquier momento, todavía más en periodos de crisis en los que la dificultad para encontrar trabajo aumenta y los despidos marcan un punto de inflexión en la vida de hombres y mujeres.

4. Recompensa al esfuerzo realizado.

Los opositores invierten muchas horas de estudio, reorganizan su agenda para convertir este proyecto en una prioridad. El compromiso es muy alto, pero las renuncias y sacrificios compensan a aquel que consigue el objetivo que se había marcado.

¿Cuáles son las desventajas de ser funcionario?

Estos son algunos de los factores que debemos considerar.

1. Competencia.

El camino a recorrer para llegar a la meta es complejo. Las dificultades son numerosas. Y quien se prepara para la oposición hace frente a los obstáculos asumiendo que el resultado de este proceso tal vez no sea el esperado. El número de plazas no es infinito, y la competencia sí puede ser muy elevada.

2. Perseverancia.

Es habitual que una persona se presente a más de una oposición hasta conseguir una plaza fija. Pueden pasar años hasta que eso suceda. El desafío de cada examen es cada vez más difícil de afrontar cuando, como consecuencia de los cambios en las circunstancias personales, es imprescindible conciliar numerosas responsabilidades.

3. Motivación

Algunos profesionales necesitan motivarse con próximos desafíos y otros proyectos. La estabilidad del funcionario, a veces, se convierte en un exceso de rutina que afecta a la motivación interna.

Ser funcionario ofrece ventajas y también inconvenientes. Sin embargo, el balance final en torno a los pros y contras de esta situación siempre es subjetivo.

 

desarrollo carrera