Análisis PEST o PESTEL: ¿Qué es y cómo realizarlo?

analisis-pest
Índice

Aparte de los recursos internos de la empresa y los factores del sector, hay otros aspectos macroeconómicos que pueden tener un profundo impacto en el rendimiento de una empresa. En situaciones particulares, como las nuevas empresas o las ideas de lanzamiento de productos, estos factores deben analizarse cuidadosamente para determinar la magnitud de su papel en el éxito de la organización. Una de las herramientas de análisis más utilizadas para evaluar los factores macroeconómicos externos relacionados con una situación concreta es el análisis PEST o PESTEL.

 

Curso de Administración y Gestión de Empresas
Especialízate en organización y administración empresarial con nuestro curso superior online

 

¿Qué es el análisis PESTEL?

Un análisis PESTEL (antes conocido como análisis PEST) es un marco o herramienta que se utiliza para analizar y supervisar los factores del macroentorno que pueden tener un profundo impacto en los resultados de una organización. Esta herramienta es especialmente útil cuando se inicia un nuevo negocio o se entra en un mercado extranjero. Suele utilizarse en colaboración con otras herramientas de análisis empresarial, como el análisis DAFO y las Cinco Fuerzas de Porter, para comprender claramente una situación y los factores internos y externos relacionados.

Factores políticos

Estos factores tienen que ver con la forma y el grado en que un gobierno interviene en la economía o en una determinada industria. Básicamente, todas las influencias que un gobierno ejerce sobre su empresa podrían clasificarse aquí. Puede tratarse de la política gubernamental, la estabilidad o inestabilidad política, la corrupción, la política de comercio exterior, la política fiscal, la legislación laboral, la legislación medioambiental y las restricciones comerciales. Además, el gobierno puede tener un profundo impacto en el sistema educativo, las infraestructuras y la normativa sanitaria de una nación.

Factores económicos

Los factores económicos son determinantes para el rendimiento de una determinada economía. Entre los factores se encuentran el crecimiento económico, los tipos de cambio, las tasas de inflación, los tipos de interés, la renta disponible de los consumidores y las tasas de desempleo. Estos factores pueden tener un impacto directo o indirecto a largo plazo en una empresa, ya que afecta al poder adquisitivo de los consumidores y podría cambiar los modelos de demanda/oferta en la economía.

Factores sociales

Esta dimensión del entorno general representa las características demográficas, las normas, las costumbres y los valores de la población en la que opera la organización. Incluye las tendencias de la población, como la tasa de crecimiento de la población, la distribución de la edad, la distribución de los ingresos, las actitudes profesionales, el énfasis en la seguridad, la conciencia de la salud, las actitudes de estilo de vida y las barreras culturales. Estos factores son especialmente importantes para los responsables de marketing a la hora de dirigirse a determinados clientes.

Factores tecnológicos

Estos factores se refieren a las innovaciones tecnológicas que pueden afectar favorable o desfavorablemente a las operaciones de la industria y el mercado. Se trata de los incentivos tecnológicos, el nivel de innovación, la automatización, la actividad de investigación y desarrollo (I+D), el cambio tecnológico y la cantidad de conciencia tecnológica que posee un mercado. Estos factores pueden influir en las decisiones de entrar o no en determinadas industrias, de lanzar o no determinados productos o de subcontratar actividades de producción en el extranjero. Conociendo lo que ocurre en materia de tecnología, puede evitar que su empresa gaste mucho dinero en el desarrollo de una tecnología que se quedaría obsoleta muy pronto debido a los cambios tecnológicos disruptivos en otros lugares.

Factores medioambientales

Los factores medioambientales han pasado a primer plano hace relativamente poco tiempo. Han cobrado importancia debido a la creciente escasez de materias primas, los objetivos de contaminación y los objetivos de huella de carbono establecidos por los gobiernos. Estos factores incluyen aspectos ecológicos y medioambientales como el tiempo, el clima, las compensaciones medioambientales y el cambio climático, que pueden afectar especialmente a sectores como el turismo, la agricultura y los seguros. Además, la creciente concienciación sobre los posibles impactos del cambio climático está afectando a la forma de operar de las empresas y a los productos que ofrecen.

Factores legales

Aunque estos factores pueden coincidir en cierta medida con los factores políticos, incluyen leyes más específicas como las leyes de discriminación, las leyes antimonopolio, las leyes de empleo, las leyes de protección del consumidor, las leyes de derechos de autor y patentes, y las leyes de salud y seguridad. Está claro que las empresas necesitan saber qué es y qué no es legal para poder comerciar con éxito y de forma ética. Si una organización comercial a nivel mundial, esto se vuelve especialmente complicado, ya que cada país tiene su propio conjunto de normas y reglamentos. Además, hay que estar al tanto de cualquier cambio potencial en la legislación y del impacto que puede tener en su negocio en el futuro.

 

 

¿Por qué el análisis PESTEL es importante para todas las empresas?

Tanto los nuevos empresarios como los veteranos deberían incluir el análisis PESTEL en su plan de negocio. Este puede ayudarles a identificar cambios significativos en el panorama, que afectarán a su negocio en el futuro. Al desglosar las influencias críticas en estas seis categorías, los empresarios comprenden mejor si su próximo movimiento empresarial es estratégico o no.