Cuál es la velocidad de la circulación del dinero

Cuál es la velocidad de la circulación del dinero
Índice

Las personas utilizan el dinero en la realización de los pagos vinculados a las compras que llevan a cabo para adquirir los productos y servicios. Este bien, por tanto, no permanece de forma fija en un punto concreto, sino que circula a un ritmo determinado.

¿En cuántas ocasiones una unidad monetaria pasa de una persona a otra a lo largo del periodo comprendido durante un año? La respuesta a esta pregunta hace referencia a la velocidad mencionada en el título del post. Para reflexionar en torno a este tema, también es posible poner en relación el dinero disponible con las transacciones llevadas a cabo a partir del mismo.

Un importante indicador económico

Este es un indicador que se tiene en cuenta para analizar la situación económica. Un dato relevante ya que está en conexión con la política monetaria. Cuando la velocidad baja, influye de forma directa en la actividad. Por ejemplo, en un periodo marcado por una expectativa de futuro que se percibe incierta e inestable, el ritmo baja. Ocurre lo contrario en una situación opuesta que presenta previsiones optimistas. En consecuencia, la frecuencia no es invariable sino que está reforzada por el poder del cambio. El dato final está condicionado por distintas causas, una de ellas, los niveles de inflación.

 

Máster en Dirección Financiera
Potencia tu talento y desarrolla tus competencias

 

Factores que influyen en la velocidad de la circulación del dinero

La velocidad del dinero está en relación con las circunstancias particulares de quienes forman parte de la sociedad. Por ejemplo, un profesional que recibe un salario determinado destina una parte del mismo a cubrir los gastos fijos y variables. Y, quizá, utilice una cantidad para crear un fondo de ahorro a largo plazo. Las monedas y billetes guardados no siguen en circulación de forma inmediata, sino que permanecen en la hucha del ahorrador.

La cantidad dedicada a cubrir otros costes, por el contrario, sí inicia un movimiento. A partir de este proceso, el dinero pasa de las manos de su propietario a otro destinatario que se convierte en poseedor del bien que ha recibido. Y, como tal, lo utiliza de acuerdo a sus expectativas actuales. Tal vez lo use para la realización de una compra.

¿Y qué ocurre con los negocios? Las empresas están condicionadas por datos particulares como los beneficios y la rentabilidad. Si las ganancias son altas pueden destinarse a fines concretos como mejorar el salario de los trabajadores que forman parte de la plantilla o solucionar alguna deuda pendiente.

El dinero, junto con otros ingredientes, es muy relevante en la economía. Los economistas reflexionan en torno a distintos temas, y este es uno de los asuntos que centra su interés. Uno de los profesionales que profundizó en torno a este asunto es el economista Irving Fisher. Los expertos realizan previsiones sobre el comportamiento del dinero en el largo plazo. Existen distintas variables que influyen en el resultado final de esta ecuación. Las preferencias personales, que están perfectamente alineadas con las motivaciones y necesidades, se reflejan en el mapa final. Por otra parte, conviene tener en cuenta los tipos de interés para realizar el cálculo.