Renovarse o morir: cinco beneficios que aporta la reingeniería de procesos

proceso de produccion

Por culpa de la rutina de las tareas cotidianas, muchas veces tenemos una visión menos vigilante y crítica, lo que impide la ejecución de procesos mejorados, procedimientos y tareas. En este sentido, es importante tener en cuenta que hasta las empresas bien organizadas y estructuradas se encuentran con oportunidades de mejora del desempeño a través de implementación de cambios en los procesos y/o en las actividades realizadas, que pueden suponer incrementos significativos en la rentabilidad y eficacia de la organización.  Por eso, la reingeniería de procesos nos parece clave en las empresas.

Tal y como explican en el artículo “Reingeniería de Procesos: Concepto y Metodología” de Aiteco Consultores, la reingeniería de procesos “consiste en la revisión fundamental y el rediseño radical de procesos para alcanzar mejoras espectaculares en medidas críticas y contemporáneas de rendimiento, tales como costes, calidad, servicio y rapidez.” Hoy te contamos todas sus ventajas.

 

Mayor beneficio económico

En primer lugar, queremos comentar que la reingeniería de procesos ayuda a lograr un mayor beneficio económico gracias a la reducción de costes asociados al proceso y al incremento de rendimientos de éstos. De hecho, según afirman muchos expertos en el tema, aumenta la participación en el mercado y la rentabilidad, y mejora la posición frente a la competencia.

 

Mayor satisfacción del cliente

En muchas empresas, las tareas que realizan los empleados no tienen nada que ver con satisfacer las necesidades de los clientes, sino que se ejecutan para satisfacer exigencias internas de la propia organización. Con la reingeniería de procesos, los empleados se enfocan en las necesidades reales de los consumidores, lo que implica una mayor satisfacción. Y es que, entre otras cosas, se reduce el plazo de entrega y se mejora la calidad del producto o servicio.

Mayor satisfacción del personal

También hay que tener en cuenta que con la reingeniería de procesos se logra una mayor satisfacción del personal, ya que implica una mejor definición de procesos y tareas. Además, se rediseñan los puestos, creando empleos más incitantes y satisfactorios. Por si fuera poco, también ayuda a evolucionar la cultura corporativa de la organización. De hecho, mejora el clima organizacional debido a la mayor responsabilidad y autoridad de los empleados, y al desarrollo de su potencial.

Mayor conocimiento y control de los procesos

Otro beneficio a tener en cuenta es que gracias a la reingeniería de procesos se obtiene un mayor conocimiento y control de los procesos, que se vuelven más sencillos y más fáciles de controlar y administrar. Y no solo eso, sino que también se consigue un mejor flujo de información y materiales.

Mejora de la imagen de la empresa

Por último, queremos comentar que la reingeniería de procesos también puede provocar que la compañía tenga una mejor imagen ante el mercado. Eso sí, queremos comentar que los cambios en la reingeniería son radicales y pueden ser muy traumáticos, por lo que algunos empleados pueden tener dificultades de adaptación. Además, es importante tener en cuenta que se trata de una solución que implica un importante riesgo, y ya no solo por la inadaptación de los empleados, sino por la inversión que precisa.

 

Más información:

-Reingeniería de Procesos: Concepto y Metodología