¿Qué es el teletrabajo?

mujer teletrabajando en su casa
Índice

El teletrabajo es la modalidad de empleo que se realiza desde casa, generalmente con un equipo que la propia empresa ha entregado a sus trabajadores para poder llevar a cabo sus tareas a distancia. 

Aunque esta metodología ya existía desde hacía años y era muy común en otros países, en España se volvió especialmente popular durante la pandemia debida a la crisis del coronavirus, que obligó a los ciudadanos a estar encerrados en sus casas durante meses. 

Sin embargo, pasada la pandemia, muchas empresas han decidido mantener el teletrabajo debido a los notables beneficios que tiene tanto para los trabajadores como para la propia compañía. 

 

Máster en Dirección Comercial Online
Especialízate en el área comercial con una visión global del management.

 

Características principales del teletrabajo

Aunque es muy común que las personas hagan días de teletrabajo algunos días concretos, bien sea por tener una cita médica o necesitar atender a algún técnico del hogar, para que un trabajo a distancia se considere teletrabajo debe estar estipulado por contrato. Es decir, el teletrabajo es una modalidad de empleo concreta que se reconoce legalmente y, de hecho, en el contrato es dónde se especifica qué materiales otorgará la empresa a los empleados para que puedan desempeñar su labor. 

No obstante, esto no es lo único que distingue al teletrabajo. Además, se caracteriza por lo siguiente: 

  • Se basa en el uso de las TIC, es decir, de las tecnologías de la información y de la comunicación, que es lo que permite el contacto entre los trabajadores y la monitorización de las horas trabajadas por parte de los empleadores.
  • Por eso mismo, requiere conectividad a Internet, dado que este es el medio por el que los trabajadores llevan a cabo su actividad laboral. Esto no quiere decir que deban estar conectados continuamente, pero sí durante sus horas de trabajo. Por eso, aunque se puede teletrabajar desde cualquier parte del mundo, generalmente las personas se quedan en los países que coincidan con la zona horaria del país en el que se encuentra su empresa.
  • Suele evaluar la efectividad de los trabajadores en función de objetivos en lugar de horas, dado que muchas veces resulta difícil estimar la cantidad de tiempo que han destinado a su jornada laboral. 
  • Permite y fomenta tanto la autonomía como la autogestión. Al tratarse de una modalidad de empleo en la que los trabajadores están solos en su casa, o en cualquier otro lugar, los empleados deben desarrollar la capacidad de tomar decisiones por cuenta propia y autogestionar sus tiempos de trabajo. Esto no implica que tengan total libertad, porque generalmente seguirán las instrucciones de la compañía y quizá tengan reuniones u otro tipo de horario, pero generalmente podrán autogestionar los tiempos en los que trabajan. 

Tipos de teletrabajo que existen

En general, se suele hablar de 4 tipos de teletrabajo. 

  1. Teletrabajo domiciliar

Este es el tipo de teletrabajo más habitual y consiste en teletrabajar desde casa. Por eso, también se suele llamar home office

  1. Teletrabajo centralizado

El teletrabajo centralizado es aquel en el que los empleados utilizan puntos de reunión concretos, como los espacios de coworking, para poder mantener cierto ambiente colaborativo. 

  1. Teletrabajo mixto

El teletrabajo mixto o híbrido es aquel en el que los empleados disfrutan de algunos días de trabajo a distancia, pero otros deben asistir a la oficina. Generalmente, las empresas destinan unos días concretos de la semana al teletrabajo (que suelen ser lunes y viernes) y el resto de días los empleados deben trabajar de forma presencial.

Este modelo se suele utilizar en empresas que disponen de una infraestructura óptima para trabajar, pero quieren incentivar el equilibrio entre la vida personal y laboral y ofrecen el teletrabajo como una recompensa para sus empleados.

  1. Teletrabajo nómada

Los teletrabajadores nómadas son aquellos que pertenecen a organizaciones con personal internacional que han sido buscados específicamente para trabajar de esta forma. Esto suele ser especialmente atractivo para las personas que aman viajar, puesto que así pueden trabajar desde una cafetería o una playa en otras partes del mundo.

Además, también se suele hablar de teletrabajo sincrónico y asincrónico, en función de si los empleados están sujetos a una jornada específica o no, ya sea de horas u horarios. Es decir, en el modelo asincrónico los trabajadores pueden decidir las horas en las que trabajará.

guia teletrabajo

Ventajas de teletrabajar en el mundo laboral

  • Flexibilidad horaria: Los empleados pueden tener horarios más flexibles, lo que les permite equilibrar mejor su vida laboral y personal. Esto, además, puede resultar en una mayor satisfacción laboral y todo el mundo sabe que los trabajadores felices son más productivos.
  • Ahorro de tiempo y dinero: Al no tener que desplazarse diariamente al lugar de trabajo, los trabajadores ahorran tiempo y gastos asociados con el transporte, además de la cantidad de comidas fuera de casa. Por otra parte, al cerrar la oficina unos días, las empresas reducen sus gastos de electricidad.
  • Mayor acceso al talento: Las empresas pueden contratar empleados de cualquier parte del mundo, lo que amplía el acceso a un talento diverso y especializado sin restricciones geográficas. Es un win-win tanto para trabajadores como para los captadores de talento.
  • Aumento de la productividad: Algunos estudios sugieren que los empleados remotos pueden ser más productivos, ya que evitan distracciones e interrupciones comunes en un entorno de oficina, como por ejemplo las paradas para hacer café o los momentos de socialización.
  • Mejor equilibrio entre vida laboral y personal: Los empleados pueden gestionar de manera más eficaz sus responsabilidades laborales y personales, al tener un mayor control sobre su entorno de trabajo y horarios. Además, si se teletrabaja, se puede estar en casa los días que tenga que ir el electricista o cualquier otro tipo de técnico, evitando tener que pedir días libres para llevar a cabo gestiones de este tipo.
  • Reducción del estrés y la fatiga: La eliminación del desplazamiento diario y la posibilidad de trabajar en un entorno cómodo pueden ayudar a reducir el estrés y la fatiga, lo que a su vez puede contribuir a una mayor satisfacción laboral.