Qué es una huelga de celo

Qué es una huelga de celo
Índice

Los empleados que forman parte de una empresa tienen obligaciones que cumplir, pero también son poseedores de derechos que deben proteger. Y la huelga de celo es una de las herramientas que en ocasiones utilizan los participantes para defender sus intereses. Conviene aclarar varias cuestiones a este respecto.

¿En qué consiste la huelga de celo?

En la aplicación estricta del contenido expuesto en el reglamento de una compañía. La puesta en práctica de lo detallado en el documento puede poner de manifiesto las deficiencias, las contradicciones y las carencias que producen efectos negativos en el plano de la productividad y la gestión del tiempo. Para que esta medida sea verdaderamente efectiva al impulsarla en el corto plazo, dicho reglamento debe contener expectativas irreales en su propia base. En caso contrario, si lo indicado en el mismo es adecuado, la alternativa carece de sentido desde el principio.

 

como-ser-un-buen-lider.eae

 

En ocasiones, las condiciones indicadas en el contrato, que muestra el vínculo laboral entre la empresa y el trabajador, no se cumplen al pie de la letra. Por ejemplo, puede ocurrir que un profesional trabaje durante más horas de las indicadas en el documento. Este proceso se diferencia del significado de una huelga convencional. De hecho, los participantes sí desarrollan sus tareas, pero lo hacen a un ritmo distinto. Aplican de forma literal lo descrito en el reglamento y eso puede dar lugar a retrasos. Conviene puntualizar que es una medida ilícita.

Y la participación en una iniciativa de estas características puede llegar a ser causa de despedido por parte de la empresa. No es la única alternativa posible en este contexto. De hecho, con frecuencia se plantea como la última opción. Existen otros efectos que pueden derivarse de esta decisión como, por ejemplo, una reducción en el salario. Una huelga legal, por el contrario, es un derecho del trabajador que de forma responsable y libre decide participar en la misma. En ese caso, además, existe una convocatoria que informa sobre la fecha y el motivo del anuncio. El concepto analizado en el artículo, por otra parte, muestra un acto que no está respaldado por la ley. A pesar de eso, una huelga de celo también es negativa para la imagen y la evolución de una entidad. La reducción en el rendimiento afecta directamente al ritmo de la producción.

¿Cuál es el objetivo de quienes participan en el proceso?

Que sus acciones produzcan unas consecuencias que estén alineadas con aquello que quieren defender. En concreto, desean generar algún tipo de presión al poner de manifiesto las contradicciones que existen en las exigencias planteadas para el desarrollo del puesto de empleo. Los implicados participan de forma organizada para dar visibilidad a su mensaje. La falta de cumplimiento de los objetivos previstos en la organización afecta a terceros. Por ejemplo, a los clientes que muestran su disconformidad con la calidad del servicio que han recibido.

 

Curso en Administración de Empresas
Las pymes son el gran motor de la economía española

 

Una huelga es un derecho, sin embargo, este concepto adquiere formas diferentes. Y, en ocasiones, dicho acto es ilícito, como hemos comentado en el artículo.