Cómo hacer una previsión de gastos

Índice

La gestión financiera es muy importante en la dirección y organización de un negocio en el que los recursos no son infinitos y, por tanto, debe hacerse un buen uso de los mismos. Las finanzas no solo pueden concretarse en los datos más inmediatos del presente, sino que también pueden mirar al futuro a través de la planificación de una previsión. En esta gestión de la economía en un negocio es positivo que los ingresos excedan al dinero destinado a costear los gastos. Pero todo depende del propio momento en el que se encuentra la empresa. ¿Cómo hacer un cálculo de los mismos?

 

El cuidado de este aspecto es esencial desde la fase inicial del negocio, un momento en el que las ilusiones puestas en esta iniciativa pueden hacer que el emprendedor tenga unas expectativas de ingresos que no son objetivos. La educación financiera es una materia importante para quien gestiona su propia idea de negocio, por ello, la formación en esta asignatura es especialmente práctica para todo aquel que quiere tener una mayor preparación para ocuparse de esta labor. También puedes contar en tu equipo con asesores que te orienten en cuestiones relativas a este aspecto financiero.

 

Tipos de gastos

Para comenzar con este objetivo puedes establecer una diferenciación entre aquellos gastos que son fijos y aquellos que varían en función de la propia actividad del negocio. Una entidad tiene necesidades concretas y, por tanto, el pago de estas cantidades fijas es imprescindible desde el primer día, incluso antes de que se haya producido esta primera venta. Son aquellas cifras que responden a servicios que son prioritarios para el propio funcionamiento del proyecto.

 

Agrupa los distintos tipos de gastos del negocio en el apartado correspondiente y suma el significado de cada concepto teniendo una imagen de conjunto. Para realizar esta previsión de esta cuestión financiera, también es importante que tengas en cuenta el cálculo de los ingresos esperados. De este modo, puedes contextualizar el significado de los pagos en el plano de realidad que tiene en cuenta esta otra parte.

 

 

Previsión mensual

Acota esta labor de previsión a un margen temporal específico, por ejemplo, puedes realizar una planificación mensual que se centra en el corto plazo. Cada mes puede tener unas variables concretas ya que el componente estacional también puede influir tanto en la previsión de los ingresos como en el cálculo de los pagos en el calendario del negocio. Si lo prefieres, puedes utilizar otra frecuencia de tiempo en la realización de este plan de acción.

 

Gastos imprevistos en una empresa

La realidad puede romper la planificación previa si no tienes en cuenta que pueden surgir distintos gastos con los que no contabas en un primer momento al realizar esta tarea. Por ello, es recomendable que te anticipes a esta circunstancia, y te ocupes de esta situación posible pero incierta, con la integración de un concepto que englobe este valor. Imagina, por ejemplo, la urgencia de una avería técnica que demanda una solución inmediata. ¿Cómo vas a dar respuesta a esta hipótesis desde esta perspectiva?

 

Infórmate sobre el plan de estudios del Curso de Finanzas de EAE Programas.

 

 

Más información:

 

Jraeconomistas

Cofike

Mailrelay

Jubilación y Pensión