¿Qué es Joint Venture?

personas en una reunion dandose la mano
Índice

Joint Venture es un término empresarial que hace referencia a la asociación entre dos o más empresas con el objetivo de lanzar un proyecto concreto de forma estratégica. Generalmente son proyectos de carácter temporal en la que ambas compañías unifican sus esfuerzos y recursos para llevar a cabo la acción, pero sin llegar a fusionarse. 

Un buen ejemplo de joint venture es la relación que estableció la tienda de ropa H&M con Remondis, uno de los principales gestores de residuos del mundo, para la gestión de sus residuos textiles. 

 

Máster en Dirección de Empresas Online
Adquiere las competencias y habilidades necesarias para liderar con éxito la gestión empresarial.

 

Para qué sirve una empresa conjunta

Al firmar un contrato de joint venture, se especifica concretamente cuál será la relación e involucración entre ambas compañías, así como el objetivo de su unión. Es decir, en lugar de fusionarse, las compañías crean una tercera sociedad, que funciona como otro negocio independiente.

El objetivo de este procedimiento es lograr que cada parte mantenga su independencia jurídica, pero puedan actuar de forma conjunta en relación a las normas y al pacto que hayan definido. 

Características de un contrato de joint venture

  • Es un contrato de colaboración empresarial.
  • Ambas partes ya existían previamente a la creación de la nueva sociedad.
  • Se especifica el objetivo de la unión.
  • No tiene por qué tener una razón transaccional o económica. 
  • Es temporal, aunque puede ser tanto a corto como a largo plazo.
  • Se gestiona de forma conjunta.

Usos de la joint venture

Este tipo de contratos se utilizan principalmente a nivel internacional, dado que permite la cooperación entre negocios de distintas naciones que tienen intereses comunes en un sector concreto. De este modo, logran cruzar fronteras sin exponerse a un riesgo muy alto.

No obstante, cabe destacar que las empresas que se unen no necesariamente se dedican al mismo sector. De hecho, en la mayoría de los casos ocurre lo contrario, ya que lo que se fomenta es la cooperación. Por eso, se suele utilizar para aprovechar un recurso que te puede aportar otra compañía. 

Por ejemplo, como hizo Pfizer con la farmacéutica china Zhejiang Hisun, al desarrollar y comercializar medicamentos genéricos de forma conjunta. Esta fue la forma del gigante farmacéutico americano de exportar a China con éxito.

Ejemplos de Joint Venture

En el panorama actual, hay muchos ejemplos de joint ventures conocidos y reconocibles, como el de Ebay y Paypal o el de Nokia y Siemens. La lista es amplia y se podría ampliar más, pero, en este artículo, vamos a analizar tres de los principales: 

McDonald´s y Coca Cola

Estas dos empresas norteamericanas son actualmente conocidas alrededor de todo el mundo, pero su popularidad se debe en parte a su unión temprana. Cuando, en 1955, al abrir McDonald's, este escogió un proveedor de bebidas que tuviera sus mismas aspiraciones de expansión, y el elegido fue Coca Cola. 

Juntas, ambas compañías crearon un joint venture que les permitió convertirse en los gigantes que son hoy en día, cumpliendo su objetivo principal de expandirse a nivel nacional y superando sus expectativas en todos los sentidos. Por eso, a día de hoy, si te fijas, en McDonald 's solo puedes beber Coca Cola. 

Nokia y Siemens

Estas dos empresas de telefonía unieron sus recursos en 2007 con el objetivo de hacer frente a una nueva competencia brutal: los fabricantes asiáticos. Por eso, crearon Nokia Siemens Network, un joint venture internacional y de reparto equitativo. No obstante, en 2013, Nokia adquirió la compañía completa.

El Corte Inglés y Starbucks

Por poner un ejemplo español y actualizado, la famosa cafetería estadounidense se puede encontrar actualmente en el interior de El Corte Inglés debido a un acuerdo establecido entre los grandes almacenes y el Grupo Vips, que fue el que integró Starbucks en España.

Este acuerdo se llevó a cabo en 2013 y actualmente, más de diez años después (y a pesar de que actualmente Starbucks pertenece al Grupo Alsea), el acuerdo continúa vigente y dando buenos resultados. Será porque estas empresas comparten algo más que su color corporativo.

 

secretos negociacion empresarial

Tipos de Joint Venture que existen

Desde un punto de vista jurídico, se pueden establecer dos tipos de joint venture, una empresa conjunta societaria o un contrato de joint venture contractual. La diferencia entre una y otra es que, en el primer caso, se constituye una nueva sociedad independiente. Sin embargo, en el segundo caso, las empresas colaboran en una actividad en común, pero no crean una sociedad independiente.

Pero esta no es la única forma de categorizar un joint venture. Además, se pueden establecer diferentes tipologías según su finalidad:

  • De alianza estratégica: En este tipo de joint venture, las partes no aportan capital monetario de forma necesaria, sino que pueden sumar otro tipo de sinergias: conocimientos, productos, etc. 
  • De coinversión: Las joint venture de coinversión son aquellas en las que las empresas aportan el capital y los bienes necesarios para llevar a cabo la actividad, con el objetivo de obtener más rentabilidad trabajando de forma conjunta que por separado.

Ventajas de las joint ventures

Colaborar entre empresas puede traer muchos beneficios, especialmente en términos económicos: 

  • Aumenta la productividad.
  • Sirve para destacar por encima de la competencia.
  • Se corren menos riesgos, al contar con otra empresa como aliado principal.
  • Se comparten objetivos y recursos, por lo que la inversión en todos los sentidos es menor.
  • La entrada a nuevos mercados se vuelve más fácil, especialmente si las empresas pertenecen a países distintos.
  • Resulta menos complicado conseguir financiación, al contar con dos grandes fuentes de ingresos.

¡Eso es todo! Como ves, hacer joint venture tiene muchas ventajas para las compañías y, aunque aquí hayamos hablado de ejemplos a gran escala, no es una práctica que esté limitada a las PYMES o sociedades más pequeñas. 

Si te interesa familiarizarte con más conceptos de este estilo y mejorar la situación de tu compañía, no dudes en consultar nuestro curso de administración de empresas. Allí aprenderás todos los tipos de acuerdos y fusiones que se pueden realizar entre compañías.