Dónde conseguir ayudas para abrir un negocio

ayudas para abrir un negocio

A la hora de abrir un negocio, conseguir financiación suele ser un gran quebradero de cabeza y, en muchos casos, encontrar ayudas financieras puede hacer una gran diferencia para, finalmente, lograr ponernos en marcha e iniciar nuestra actividad.

Antes de optar por una vía de financiación convencional, fundamentalmente la bancaria, es importante valorar las distintas posibilidades de financiación que tenemos a nuestro alcance, desde las opciones alternativas como el "crowdfunding" hasta, por ejemplo, aquellas subvenciones y préstamos públicos que se ofrecen en condiciones más favorables.

Ayudas para iniciar un proyecto empresarial

Además de la tradicional inversión de ahorros propios, de la socorrida opción de pedir ayuda económica a familiares y amigos o del préstamo bancario, a menudo inaccesible, existen distintos tipos de ayudas que pueden resultar muy interesantes para iniciar nuevos proyectos empresariales. En el actual contexto económico, en el que las entidades financieras ponen trabas a la concesión de préstamos bancarios y la coyuntura no es favorable para abrir un negocio, conviene no olvidar las ayudas públicas y subvenciones. Muchas de ellas están concebidas para apoyar a empresas que están en marcha y también para ayudar a su creación o, por ejemplo, para financiar servicios de consultoría o estudios de viabilidad.

Ayudas oficiales para pymes

Los préstamos subvencionados que proveen las líneas de crédito gubernamentales se ofrecen desde distintas instancias institucionales, a nivel autonómico, estatal y también europeo. En los servicios municipales de atención al emprendedor y empresario, habitualmente la ventanilla única municipal empresarial, se ofrece información, tramitación gratuita y asesoramiento sobre las ayudas y subvenciones vigentes. Dentro de éstas, por ejemplo, para abrir un negocio pueden interesarte diferentes líneas ICO de créditos blandos en condiciones preferentes, ofrecidos desde el Ministerio de Economía y Competitividad, un tipo de financiación pública gestionado a través de las entidades bancarias. Consultar las líneas de financiación pública europea y recibir asesoría sobre la más idónea para cada proyecto será sencillo a través de Fundera, una web que recopila toda la información sobre las ayudas oficiales para pymes por parte de los organismos públicos en el ámbito de la UE. A su vez, en el mismo portal es posible contactar con consultoras como eConet, QiEnrgy, FInanziaPyme, o Global Approach Consulting, entre otras, para recibir orientación al respecto.

Métodos de financiación alternativos

En los últimos años se han multiplicado los mecanismos de financiación no bancaria para las empresas. Las dificultades de financiación mediante los canales tradicionales ha impulsado el desarrollo de diversas fuentes de financiación alternativas, entre ellas los "business angels", los "fondos de capital de riesgo" o métodos como el "crowdfunding". En concreto, el modelo de financiación del crowfunding es un tipo de financiación colectiva que permite obtener un crédito gracias a la participación de particulares que desean invertir en un proyecto de manera desinteresada o a cambio de algún bien o acción determinados. También es posible optar por los préstamos participativos, una fórmula a medio camino entre el préstamo tradicional y el capital riesgo que puede representar una ayuda para la apertura de un negocio, pues junto con un interés variable, el banco participa en los beneficios del proyecto.