Cuatro sistemas operativos que debes conocer

sistemas operativos

Sea cual sea el dispositivo digital del que dispongamos, en la actualidad existen muchas opciones a la hora de decantarnos por un sistema operativo.

Una primera distinción de los sistemas operativos actuales puede hacerse en función de las necesidades de los usuarios, las cuales incluyen factores como el nivel de dificultad, la velocidad de navegación, las herramientas y aplicaciones disponibles, la adaptación a determinadas labores, entre otros.

Los grandes fabricantes, a su vez, han llevado a cabo una cuantiosa inversión con el fin de satisfacer cada vez más los requerimientos de los consumidores.

Esta preocupación se ha hecho más palpable tras la aparición de dispositivos como los teléfonos inteligentes o Smartphone, los cuales han ido desplazando paulatinamente a los ordenadores tradicionales y han impulsado a las grandes compañías a diseñar una serie de sistemas operativos específicos para móviles.


Descarga gratis la guía

 

Sistemas operativos más populares y eficaces

Hagamos un repaso de los sistemas operativos más empleados en la actualidad, de sus características y del perfil de usuarios más adecuado para cada uno de ellos.

 1. Microsoft Windows

Windows es, quizá, el más genérico de todos los sistemas operativos actuales. Creado en 1985, ofrece la mayor gama de aplicaciones para software. Al mismo tiempo, es el que ofrece mayor flexibilidad para la introducción de actualizaciones. Sin embargo, esto también le otorga una alta dosis de inestabilidad y vulnerabilidad, sobre todo en lo que se refiere a los virus que eventualmente pueden atacar el sistema. Es funcional para cualquier tipo de usuario: novel, iniciado, medio, avanzado o experto.

2. GNU/Linux

Es el sistema operativo «libre» por excelencia. Lleva varios años desarrollándose a la par de las grandes marcas. Entre sus principales ventajas destacan una mayor potencia, estabilidad, seguridad ante amenazas externas y la posibilidad de modificar el sistema según las preferencias individuales. De hecho, es el sistema ideal para aquellos usuarios a los que les guste experimentar constantemente. Una de sus variantes más conocidas es el sistema Android, empleado para teléfonos móviles de alta gama. Android ofrece la posibilidad de programar una amplia lista de aplicaciones a través de una herramienta de Java llamada Dalvik, que a ojos de los usuarios resulta sencilla y hasta didáctica. Su principal inconveniente es que, debido justamente a la rapidez con que evolucionan los dispositivos móviles, las versiones de Android pierden vigencia con rapidez.

3. OSX

Elegante, sencillo, estable. Aunque es exclusivo para los productos de la casa Apple, en los últimos años ha ido ganando presencia entre los consumidores, sobre todo tras el empleo masivo de dispositivos IPod, IPhone e IPad. Es muy útil para aquellos usuarios que no deseen perder tiempo reinsertando aplicaciones o actualizando permisos para su desarrollo. Su principal inconveniente es el alto precio de los productos Apple en el mercado. Eso sí, la calidad está garantizada de antemano.

4. Chrome OS

Ha sido uno de los últimos en llegar al mercado. Su principal característica es que todo el trabajo se realiza desde el navegador, con lo cual los dispositivos no requieren de un disco local grande ni de un hardware demasiado sofisticado. Se destaca del resto por la velocidad de navegación, la sencillez y el precio asequible. Es el ideal para usuarios que pueden llevar a cabo la navegación sin necesidad de emplear dispositivos complejos. En Estados Unidos ya es un claro competidor de Windows y OSX.


retribución objetivos