Tres casos de éxito de firmas de moda que crecieron en plena crisis: Bimba & Lola, El Ganso y Shana

En el informe de febrero de 2014 de la CEOE titulado El esfuerzo de los empresarios en cifras se destaca que durante la crisis, en el periodo que va de 2008 a 2013, se han destruido tres de cada cuatro empresas que se crearon en la época del boom, es decir, de 1999 a 2007. Dicho en otros términos, en los tiempos de bonanza se crearon 334.264 empresas y cuando llegó la tormenta se destruyeron 184.044 sociedades, un 74% menos.

 

Es por ello que tiene un mérito especial nacer en pleno huracán y haber salido no sólo indemne sino líder en un sector determinado. Ahora que el mal tiempo parece que empieza a amainar -según el Instituto Nacional de Estadística las sociedades mercantiles creadas en 2013 aumentaron un 7,1% y logran su mayor repunte en la crisis- muchos recogen los beneficios de haber emprendido en tiempos de crisis (y no haber fallecido en el intento).

 

En el sector de la moda, que durante los años más duros para la economía española experimentó caídas en ventas de hasta el 30%, haber sobrevivido parece un milagro. En un contexto, el español, en el que hasta las megacompañías como Inditex o Mango se vieron afectadas, o incluso ha habido casos críticos como los de Adolfo Domínguez, Blanco, Caramelo, Armand Basi o Custo, que Bimba & Lola, según datos publicados por Emprendedores en marzo de 2014, una firma fundada en 2006, crezca a un ritmo trepidante que la ha llevado ya a tener más de 180 tiendas; o el caso de El Ganso, del mismo año que la anterior, que cuenta en su haber con más de 60 boutiques; o Shana, cuya aparición surge en 2010, y cuenta con un número de establecimientos que supera los 200; que estas tres compañías existan y crezcan tiene, como decíamos, un mérito especial.

 

 

BIMBA & LOLA

La firma de moda gallega Bimba & Lola cerró 2013 con un total de 183 tiendas en Europa, Asia, Oriente Medio y América Latina. La compañía ha crecido a un ritmo vertiginoso (y silencioso). La marca está en 17 países de tres continentes y ha pasado de 17,6 a 74 millones de ventas entre 2006 y 2012. La firma de las diseñadoras Uxía y María Domínguez, sobrinas de Adolfo Domínguez, prevé para este año continuar con su proceso de expansión entrando en nuevos y significativos mercados, entre los que se encuentra el mercado alemán.

 

 

EL GANSO

Esta pequeña gran firma madrileña que diseña, fabrica y distribuye su propia ropa va como un tiro. Ha pasado de facturar 1,8 millones en 2008 a 26 millones en 2012, y 40 millones en 2013. Un total de 10 de las 63 tiendas de El Ganso están en países como Francia y Reino Unido. Acturus Capital, S.L., la sociedad detrás de la firma, la forman los hermanos Clemente y Álvaro Cebrián, que han instalado la sede de la compañía en Boadilla del Monte.

 

SHANA

Algunos han calificado a esta firma catalana como “el Mercadona de la moda”. La compañía dobló prácticamente sus ventas, desde los 75 millones de 2011  a los 130 millones de 2013. El volumen de negocio se situó el año pasado en cerca de 110 millones. Su red supera las 200 tiendas propias, otras 60 en el extranjero y una quincena de puntos de venta de Double Agent. Shana pertenece a Comdifil, el mismo grupo de la cadena Friday's Project.

 

Más información:

Informe CEOE: El esfuerzo de los empresarios en cifras

Las sociedades mercantiles creadas en 2013 aumentaron un 7,1% y logran su mayor repunte en la crisis

Nacidas con la crisis

Bimba & Lola cierra 2013 con 183 tiendas en el mundo y prevé entrar en nuevos mercados en 2014

El Mercadona de la moda se llama Shana y es catalán

La firma textil El Ganso, un pequeño fenómeno de ventas y beneficios en plena crisis

 

 

Miguel

Buen artículo. Pese a la crisis el espíritu emprendedor y el éxito empresarial continúan y continuarán. Que nadie desespere!