Inbound Marketing y su metodología

inbound marketing
Índice

Para administrar un negocio exitoso, es esencial que los esfuerzos de marketing se mantengan actualizados con las últimas tendencias. Los dueños de negocios de hoy han aprendido que las técnicas tradicionales de marketing, como los anuncios impresos y las llamadas telefónicas, no son la mejor manera de atraer clientes.

En cambio, es mejor crear un sitio web con contenido útil y atractivo que su audiencia realmente aprecie. Por ello, te presentamos este artículo para que conozcas más profundamente qué es el inbound marketing y para qué sirve.

¿Qué es el inbound marketing?

El inbound marketing es un método de marketing que consiste en crear contenido y experiencias atractivas y relevantes para atraer clientes a tu marca. Esto incluye crear un sitio web profesional lleno de contenido de alta calidad, publicar artículos atractivos en tu blog y canales de redes sociales, así como mejorar el posicionamiento de dicho sitio web en los principales motores de búsqueda (una práctica conocida con el nombre de SEO).

La filosofía que encontramos detrás del inbound marketing consiste en que cuanto más valor puedas brindarles a tus usuarios en términos de contenido útil del sitio web, recursos educativos y otras herramientas, más probabilidades tendrás de atraer clientes. Este método no sólo te ayudará a atraer compradores únicos, sino que también te ayudará a fidelizarlos.

La práctica de construir tu estrategia de marketing en torno a contenido valioso se conoce como inbound marketing, y se ha demostrado que es mucho más eficaz que los métodos tradicionales para atraer y retener clientes.

 

Curso de Marketing Digital
La empresas demandan profesionales del marketing con perfiles digitales, prepárate y serás uno de ellos

 

Marketing inbound y marketing outbound

El outbound marketing, también conocido como spot marketing o push marketing, es el uso de métodos de venta clásicos como anuncios en periódicos, llamadas telefónicas, pagos por correo electrónico, etc. El objetivo de estas tácticas es llegar a tantas personas como sea posible con la esperanza de que algunas de ellas compre tu producto o servicio. Esta era la práctica más habitual antes de que el inbound marketing ganara impulso.

La desventaja de esta tecnología es que no se dirige a ningún grupo particular de clientes que puedan estar interesados ​​en el producto, es decir, no hay segmentación. Debido a que el mensaje se entrega a una gran audiencia, no será relevante ni interesante para la mayoría de los consumidores y, a menudo, se pasa por alto.

Además, el outbound marketing es una conversación unidireccional. En lugar de escuchar las inquietudes de los consumidores y responder a sus necesidades, los métodos de marketing simplemente hablan sobre el producto y la razón por la que hay que comprarlo.

Por otro lado, el inbound marketing es como un imán. A diferencia del marketing tradicional, este es más sutil pero también más poderoso. Al satisfacer las necesidades de un consumidor, ayudarlo a resolver un problema y enseñarle algo nuevo, genera confianza y dirige a las personas amablemente hacia el producto.

Metodología del inbound marketing

La clave del éxito del inbound marketing es interactuar con los clientes en cada etapa del proceso de compra, desde el primer punto de contacto hasta el servicio post venta. El objetivo de tus esfuerzos publicitarios debe ser atraer personas a tu marca, convertirlas en clientes potenciales, cerrar ventas y mantenerlas entretenidas mucho después de que hayan realizado una compra. Por ello, el marketing interno se divide en cuatro etapas:

  • Atracción: capta clientes potenciales creando publicaciones de blog útiles y atractivas, publicaciones en redes sociales y otros materiales de marketing. Intenta atraer a personas que ya están interesadas en tu producto porque tienen más potencial para convertirse en clientes.
  • Conversión: una vez que tengas clientes potenciales sólidos, sigue llamando su atención con contenido que los convenza a convertirse en clientes leales. Comienza recopilando sus datos de contacto y datos personales mediante páginas de destino y CTAs (llamadas a la acción), u ofreciendo contenido descargable gratuito en tu sitio web.
  • Cierre: después de convertirlos, guíalos más profundamente en el embudo de conversión con contenido atractivo que los convenza de comprar.
  • Deleitarse: el inbound marketing no se detiene después de la primera compra. Continúa deleitando a tus clientes y recompénsalos con interacciones significativas y contenido informativo de alta calidad. Esto es esencial para construir relaciones más sólidas con tu audiencia, generar confianza en tu marca y mejorar la reputación y credibilidad de tu empresas.

 

guia-para-emprendedores

 

Importancia del inbound marketing

Aunque el inbound marketing sea menos contundente que otras formas de marketing, los beneficios que puede aportar a las organizaciones son de lo más sorprendentes:

Reducción de costes

Si esperas reducir tu presupuesto de marketing, el inbound marketing es una opción a tener en cuenta. El marketing masivo puede ser muy costoso y no siempre tiene éxito, lo que significa que puede suponer un riesgo importante para tu cuenta de resultados. El inbound marketing tiene un enfoque mucho más racionalizado que debería reducir potencialmente los costes, pero aún así lograr un mayor ROI (retorno de la inversión).

Mayor credibilidad

Cuando ofreces la oportunidad a los clientes de encontrarte de forma natural, en lugar de verse obligados a interesarse por lo que vendes, tu empresa da la impresión de ser mucho más creíble y digna de confianza. A nadie le gusta que le bombardeen con anuncios y puede incluso disuadir al comprador de interesarse realmente por los productos o servicios que vendes.

De hecho, diferentes estudios han demostrado que un alto porcentaje de personas prefieren investigar por su cuenta antes de comprar, en lugar de confiar en las formas tradicionales de publicidad para decidirse, por lo que el contenido digital es fundamental.

Clientes potenciales de calidad

Aunque hayas creído que la publicidad de tu negocio mejorará tus posibilidades de conseguir ventas, podrías estar dirigiendo tu campaña al fracaso. No se trata sólo de crear conciencia de marca, sino también de atraer el tráfico adecuado a tu sitio web o plataformas de medios sociales para generar clientes potenciales de calidad. Si adoptas un enfoque más específico, tendrás muchas más posibilidades de atraer a clientes que ya tienen un gran interés en los productos y servicios que vendes.