¿Qué es la innovación empresarial?

Uno de los grandes motores del avance humano es la innovación empresarial. Tanto el desarrollo de nuevas tecnologías como la investigación han hecho posible la mejora de la vida humana en diferentes áreas. Sin embargo, la innovación va mucho más allá de lo industrial y tecnológico. Como somos conscientes de que se trata de un término bastante confuso, hoy vamos a tratar de definirlo.

Definiciones

Según Cotec, una fundación para la investigación tecnológica, la innovación es “todo cambio no solo tecnológico basado en conocimiento no solo científico que aporte valor no solo económico”. En cambio, en el Manual Frascati se considera como “la transformación de una idea en un producto vendible, nuevo o mejorado, en un proceso operativo en la industria y en el comercio o en un nuevo método de servicio social”. Por otra parte, para Indra, la multinacional de consultoría y tecnología nº1 en España, “la innovación no es un ejercicio creativo ni esporádico, es un proceso”. Así, según la multifuncional, para que la innovación sea sostenible e impacte en los resultados debe estar estructurada y muy medida. Dicho de otra manera, para Indra la innovación no depende de un único genio que invente, sino del proceso de creación que involucre a toda la organización.

 

Tipos de innovación

Las empresas pueden ser capaces de generar diferentes tipos de innovación. Así, en el ámbito financiero se pueden crear nuevos modelos de negocio, redes o alianzas. Por otra parte, la innovación empresarial también incluye la creación de nuevos procesos o la mejora de los ya existentes. Por supuesto, también se puede innovar en cuestión de oferta, es decir, crear nuevos productos, nuevos servicios o un nuevo desempeño de los productos y servicios ya existentes. Además, no hay que olvidar que se puede innovar en los canales para llegar a los clientes.

Es importante tener en cuenta que los tipos de innovación  también se pueden analizar desde otros enfoques. Por ejemplo, según la naturaleza de ésta. Así, podemos diferenciar entre la innovación tecnológica, que es cuando la aplicación industrial del conocimiento tecnológico o científico sirve para introducir un cambio en la empresa; la innovación comercial, que es la variación de alguna de las variables del marketing a la hora de lanzar un nuevo producto; y la innovación organizativa, que son los cambios orientados hacia la organización.

La importancia de la innovación en las empresas

Las empresas tienen la necesidad de adaptarse de forma rápida y adecuada al avance tecnológico y al mundo globalizado y competitivo actual, para lo que se precisa adoptar una serie de medidas que tengan como objetivo alcanzar el nivel que demandan los mercados. Por eso, desarrollar una verdadera cultura de la innovación integrada en los objetivos estratégicos de la empresa es completamente imprescindible. Por otra parte, es necesario que las compañías asuman que la innovación debe afectar a todas sus áreas: diseño, desarrollo de bienes y servicios, internacionalización, recursos humanos, comunicación, marketing, procesos, gestión empresarial…

 

Más información

Las compañías más innovadoras del mundo