¿Cómo llevar a cabo una negociación win to win?

Win to win

El “win to win” es una de las técnicas de negociación más efectivas en la actualidad, una estrategia que tiene como objetivo conseguir que todas las partes salgan beneficiadas. Por eso, hoy queremos explicarte cómo llevar a cabo una negociación de este tipo.

 

Continuamente negociando

Puede que no seas consciente de ello, pero en nuestra vida diaria estamos continuamente negociando: con los vehículos que nos adelantan, con los transeúntes que se nos cruzan en la calle, con los hijos, con la pareja, etc. Eso sí, donde estas negociaciones se hacen más evidentes es en el entorno laboral. Por ejemplo, si queremos salir airosos de una situación complicada en nuestro trabajo o empresa, debemos conocer los secretos de la negociación empresarial. Entre las estrategias que permiten obtener más beneficios se encuentran las técnicas win to win, que se basan en la cooperación de todas las partes para llegar a un objetivo común en el que todas salgan beneficiadas. Como todas ellas se sentirán bien con la decisión que se tome, se generarán un compromiso y una motivación mucho mayores, y un vínculo entre las partes que puede favorecer a futuros acuerdos.

Concesiones

Lo primero que debes tener en cuenta es que la clave de la negociación win to win reside en las concesiones, ya que a través de ellas se establecen puentes y se estrechan los lazos. Si se combinan de forma correcta, las concesiones permiten satisfacer a ambas partes de manera simultánea. Por supuesto, para ello es necesario un intercambio de información que permita conocer lo que puede causar satisfacción en el interlocutor y, al mismo tiempo, dar pistas sobre nuestras propias necesidades.

Cercanía y comprensión

Para llevar a cabo una negociación win to win es importante dejar las emociones negativas fuera. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que tendrás que ser consciente de que tu objetivo no es obtener un beneficio cuando la otra parte pierda, sino conseguir que ambas partes obtengáis beneficios. Así, lo ideal es que mantengas una actitud de cercanía y comprensión, y que dejes a un lado emociones negativas como el miedo a perder, ya que podrían ser un obstáculo a la hora de conseguir los objetivos win to win.

Transparencia

Para llevar a cabo una negociación win to win exitosa, también es necesario que seas transparente. Así, no deberás tener miedo de mostrar tus preocupaciones e intereses. Si ocultas tus verdaderas intenciones, lo único que conseguirás es crear una situación de desconfianza que impedirá llegar a una solución que beneficie a ambas partes.

Escuchar

Durante una negociación win to win, escuchar es imprescindible para obtener beneficios en ambas partes. Escuchando demostrarás respeto por otros puntos de vista y abrirás el camino para que la otra parte también respete tus intereses.

Credibilidad

Durante una negociación de tipo win to win también tendrás que tener cuidado de que tu credibilidad caiga en picado, algo que podría suceder, por ejemplo, si aseguras una y otra vez que no tienes margen para abaratar un producto y, de repente, reduces el precio de manera considerablemente, ya que el interlocutor se sentiría engañado. Así, es importante que no te precipites a la hora de realizar la primera concesión, sino que mantengas la calma y no actúes por impulsos.

 

Descubre toda la información sobre nuestro Master en Ventas.

 

 

¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.