10 cualidades del empleado ideal

Lógicamente, la formación y la experiencia profesional son dos aspectos muy valorados en las empresas, pero no son los únicos ni tampoco los más importantes. De hecho, hoy en día muchas compañías se centran en los valores personales, dejando en un segundo plano lo que pone en el currículum vitae. Por tanto, conseguir un trabajo actualmente todavía es más complejo que años atrás, y eso sin tener en cuenta la crisis económica que sigue azotando a nuestro país. Para que encontrar un empleo te resulte más sencillo, hoy queremos hablarte de las 10 cualidades que tiene el trabajador ideal según las empresas.

Inteligencia emocional

Hoy en día, una de las características más valoradas por las empresas es la inteligencia emocional, cualidad que no es nada fácil de conseguir. Se trata de la capacidad de gestionar bien nuestras propias emociones (entenderlas, seleccionarlas, trabajarlas…) y las de los demás, generando resultados positivos. Si conseguimos controlar las emociones, lograremos también otras cualidades importantes, como la motivación, la empatía o la capacidad de liderazgo.

Ambición

Otra cualidad muy valorada por los empresarios es la ambición. Todo empleado debe tener metas, ya sean laborales (dentro y fuera de la empresa) o personales. Por ejemplo, a la hora de seleccionar un nuevo trabajador, las compañías valorarán el hecho de que el demandante quiera saber manejar una nueva herramienta o dominar en alguna actividad.

Compromiso e implicación

Además de ser ambiciosos, los empleados deben mostrarse comprometidos e implicados con la empresa. Así, es importante estar muy motivado y demostrar las ganas de seguir adelante.

Trabajar en equipo

Las empresas de hoy en día también valoran mucho la capacidad de trabajar en equipo, lo que quiere decir que el empleado deberá estar dispuesto a convivir y colaborar con sus compañeros, siendo solidario.

Actitud

Lógicamente, para ser un buen empleado hay que tener una buena actitud, cualidad que engloba muchos aspectos: el respeto hacia los demás, la puntualidad, asumir responsabilidades, cumplir con lo prometido, reconocer los errores y aprender de ellos, valorar los aciertos del resto, tener una buena relación con los compañeros…

Adaptarse a nuevas situaciones

Teniendo en cuenta que el mundo está en constante cambio, las empresas buscan empleados que se adapten a nuevas o complejas situaciones sin dificultad.

Productividad

Por supuesto, a la hora de escoger un empleado, las empresas tienen muy en cuenta que éste sea productivo. Para ello, es fundamental ser responsable y organizado, cualidades que ayudan a gestionar el tiempo.

Proactividad

Más allá de la productividad, otra cualidad muy valorada es la proactividad, que se traduce en generación de iniciativas, emprendimiento de acciones y asunción de responsabilidades.

Conocimiento de las nuevas tecnologías

Teniendo en cuenta la importancia que hoy en día tienen las nuevas tecnologías, para ser un trabajador ideal es importante dominarlas.

Positividad

Por último, y no por ello menos importante, el trabajador ideal debe ser positivo. Tener una visión optimista de la vida influye sobremanera en lo que cualquier persona hace, ayudándola a afrontar todos los retos que se le presenten.