Ventajas e inconvenientes del offshoring

Se entiende por offshoring o deslocalización un tipo de estrategia empresarial por la que se traslada una parte de la actividad empresarial a otra zona o país con el fin de mejorar la competitividad a través de una reducción de costes.  

offshoring

 

En la literatura económica existen diversos conceptos para este tipo de estrategias. Desde los años 90 se ha ido implantando un reconocimiento general del término anglosajón outsourcing, que se forma de la unión de los vocablos outside ('de fuera') y resources ('recursos'), aunque esta denominación se acepta más concretamente para externalización de procesos dentro de un mismo país. Para la reubicación en el ámbito internacional surge más recientemente el término offshoring como parte fundamental en el proceso de internacionalización en una economía globalizada. 

Para analizar las ventajas e inconvenientes del offshoring se suelen distinguir entre características estratégicas y operativas.

Características estratégicas. Ventajas

  • Creación de ventajas competitivas. Al trasladar actividades o procesos empresariales a otras empresas o en otras ubicaciones en los que se concentra únicamente dicha actividad, la gestión empresarial por parte de los directivos suele ser más eficiente al poder liberar recursos y centrarse en especial en las actividades esenciales de dicha empresa.
  • Reducción de costes. Dentro de las estrategias de offshoring podemos encontrar, atendiendo a la dimensión de propiedad, las que consisten en subcontratar la actividad a otra empresa especializada en un proceso en concreto, y las que consisten en trasladar la operativa a otro territorio. Por ejemplo, para el caso de la subcontratación de un servicio de call center es posible aprovechar los mejores resultados de empresas especializadas en ello, o para el caso de la deslocalización de la producción, se pueden aprovechar los menores costes laborales al instalar una unidad productiva en un país con salarios más bajos que el de origen.
  • Gestión del riesgo. Para economías con alto dinamismo implica un elevado riesgo la inversión en tecnología, por ejemplo. Por lo tanto, una estrategia adecuada para gestionar de manerae fectiva el riesgo de esa inversión sería la de subcontratar las actividades relacionadas con la gestión de software o productos tecnológicos.
  • Respuestas organizativas más ágiles. La estructura organizativa se vuelve más flexible y la toma de decisiones es más rápida y eficaz.

Características estratégicas. Inconvenientes

  • Menor control sobre las operaciones.
  • Dependencia del proveedor, que puede exigir mejoras económicas en algún momento del contrato, llegando a la situación de resultar más costosa la producción con dicho proveedor que con una metodología interna.
  • Calidad inadecuada para los parámetros definidos en los sistemas de calidad interno.

Características operativas. Ventajas

Si atendemos a las características de tipo operativo, en un análisis realizado por el economista Casani y otros autores se mencionan las siguientes ventajas:

  • Aumento de los rendimientos.
  • Menor porcentaje de los empleados fijos que mejora la flexibilidad laboral.

Características operativas. Inconvenientes

  • Dificultades en la contratación y en el seguimiento y renegociación de los contratos existentes.
  • Conflictos internos originados por la reducción de plantilla.

El offshoring, en un término amplio, tal y como hemos observado, puede mejorar el funcionamiento operativo de la empresa y aportar una reducción de costes evidente. Pero se deben valorar otros factores como el mal ambiente laboral, ya que puede dañar la imagen de la empresa de cara al exterior.