Todo lo que debes saber sobre el marketing internacional

marketing internacional

Las operaciones comerciales a nivel global son toda una aventura que, sin duda, requieren de una gran eficacia empresarial para llegar a buen puerto. En este sentido, cuando nos planteamos salir del mercado doméstico, los principios que deben guiar las decisiones deben plasmarse en un plan de marketing internacional elaborado a conciencia, en el que se plasmen los objetivos y estrategias a seguir. Saber actuar requiere experiencia y conocimientos, si bien antes de lanzarse a realizar actividades de marketing en distintos países no sólo hay que elaborar un plan, sino preguntarse previamente si es oportuna la promoción y comercialización de un producto o servicio en el exterior y cuáles son nuestros objetivos.

Una vez decidido que vamos a hacer estrategia de marketing más allá de nuestras fronteras, el objetivo es plantear de la forma más adecuada el marketing internacional para evitar errores costosos que hubieran sido fáciles de prevenir. A continuación, las claves para encauzar con éxito su ejecución.

El marketing internacional es clave para la internacionalización

La importancia del marketing internacional está fuera de toda duda si tenemos en cuenta la globalización de los mercados y la intensificación de la competitividad.  Si queremos sobrevivir como empresa, tarde o temprano deberemos plantearnos la proyección internacional. Ya sea en una primera fase exportadora o mediante cualquier otro modo de penetración en otros mercados, el marketing internacional cumplirá una función clave. No en vano, las operaciones comerciales a nivel global necesitan el respaldo de un plan de marketing que nos sirva como hoja de ruta y, en este sentido, el marketing internacional es la respuesta para prevenir planteamientos erróneos y malas prácticas.

Elaborar un plan de marketing no es optativo

Uno de los objetivos principales de un plan de marketing es dotar de coherencia y continuidad a todas las acciones que se desarrollan en este campo. Por lo tanto, si nos internacionalizamos, aunque sólo sean los primeros pasos, el plan de marketing nos permitirá llevar a cabo aspectos tan fundamentales como definir metas factibles, optimizar recursos y detectar nuevas oportunidades.

El marketing internacional no sólo es para grandes empresas

Si tomamos la decisión de internacionalizarnos, el plan de marketing servirá de orientación para la acción, al margen de su tamaño y sector. Independientemente de que sea necesario invertir recursos de un modo importante, el marketing internacional no es exclusivo de las grandes empresas sino el resultado de una decisión que se ha de tomar en función de su potencial para crear valor para el negocio en un momento determinado. Masaaki Kotabe y Kristiaan Helsen, autores de "Global Marketing Management", dan las tres razones en su libro a la empresa para internacionalizarse: saturación del mercado doméstico, la competencia mundial y el comercio electrónico. Todas ellas son motivos que incluyen a las pymes, y no sólo a las grandes empresas. De hecho, el plan de marketing se ha convertido en la piedra angular para la internacionalización de cualquier pequeña o mediana empresa.

Pregúntate cómo debe ser tu plan de marketing

Preguntarse cómo debe ser un plan de marketing es un buen comienzo. No sólo porque es la pregunta del millón, y cada empresa ha de encontrar su propia respuesta, sino porque tener interés por ello, hacerse pregntas y no dar nada por sentado es el primer paso para lograr el objetivo. Si bien no hay recetas de éxito, para una pyme conseguir un plan de marketing supone autoanálisis, análisis de la situación exteriror y fijación de objetivos en función del diagnóstico. En realidad, poco o nada tiene que ver con la creatividad o la inspiración.

No lo dudes, necesitas recurrir a ayuda externa

Si un empresa está pensando en la internacionalización ha de conocer a fondo el mercado al que se quiere dirigir, incluyendo información fiscal, trabas burocráticas, posibles ayudas y subvenciones, datos sobre la competencia y el cliente, etc.,  para así desarrollar acciones en función de esta información, de carácter multidisciplinar. Tanto para recabar información como para saberla interpretar adecuadamente, en un momento u otro se necesitará la ayuda de personal experto que pueda brindar sus conocimientos y experiencia.

El plan debe conectar con la estrategia general de la empresa

El plan de marketing internacional ha de ser coherente con respecto a la estrategia empresarial general de la empresa. Aspectos como el montante de su presupueto, su orientación, objetivos y recursos destinados, lógicamente, estará en relación con aquella. Asumir una salida al exterior, de este modo, implica a toda la empresa.

El marketing internacional es algo vivo

Como todo plan de acción, en efecto, el marketing internacional es algo vivo, flexible, sujeto a cambios. ¿Pero, cada cuanto tiempo se debe renovar el plan? Dependerá de las características del negocio y de las circunstancias. No olvidemos que el plan busca un retorno, lo que significa que deben hacerse mediciones de los resultados de las acciones, propiciando una constante retroalimentación.