Sólo dos de cada diez empresas de servicios son exportadoras

Solo dos de cada diez empresas de servicios son exportadoras

Los servicios supusieron más de dos tercios de la economía española en 2013, tanto por el número de ocupados como por su contribución al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), según revela el estudio "Exportaciones españolas de servicios: evolución, retos y perspectivas", la última parte de una trilogía editada por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) y patrocinada por el ICEX y la CEOE.

De hecho, los servicios son un importante motor económico en las sociedades modernas, un generador de riqueza clave en los países desarrollados, cuyo crecimiento es consecuencia de la terciarización de la economía aunque, en lo que respecta a España, "el alto porcentaje del sector obedece a la caída del resto de sectores de la economía a consecuencia de la crisis", explicó en su presentación el director del trabajo, el catedrático de Economía Aplicada Juan Ramón Cuadrado.

Una economía de servicios

Cuadrado también desglosó ese 70 por ciento que supone el sector servicios en el contexto económico nacional. De acuerdo con la medición habitual de la participación de los servicios en la economía, su peso ronda el 20 por ciento, si bien hemos de recordar que éstos "tienen distintas formas de prestación", pues tras cada bien que se vende implica prestación de servicios. De este modo, considerando que alrededor del 50 por ciento del valor de un bien ha de imputarse al sector servicios, concluyéndose finalmente que el peso de los servicios en la economía española sea la suma de éste más aquel 20 por ciento. El experto manifestó que en los próximos años, la recuperación económica hará que su disminuya su preponderancia, simplemente por el auge que vayan adquiriendo el resto de los sectores. Precisamente, una de las razones por las que el sector ha hecho frente a la crisis ha sido por la proliferación de las microempresas de servicios, que representan más del 84 por ciento del total, si bien son las empresas medianas las que suelen tener éxito cuando operan en el exterior. 

La competitividad, clave para exportar con éxito

El perfil de las empresas de menor tamaño ha influido de forma decisiva en el tipo de actividad en el exterior. De hecho, casi un 60 por ciento de las empresas de servicios, -con casi 14 millones de empleados en el sector, el 76 por ciento del total a partir de la EPA, y un 80 de las empresas en el sector a finales de 2014- operan únicamente a nivel autonómico y sólo un 20 por ciento son exportadoras. Sólo el 20 por ciento de las empresas en España exporta sus productos o servicios fuera de España, a pesar de que, según el estudio, cuando salen afuera obtienen éxito. El secreto del éxito para triunfar en el exterior poco tiene que ver con el tamaño de la empresa, un elemento que "no resulta decisivo", apuntó Cuadrado, sino con la cualificación y la calidad de lo que se ofrece. Sin embargo, el experto ha señalado que la principal barrera no está en el tamaño, sino en la cualificación y la calidad de lo que se ofrece, por lo que hay que buscar esa retroalimentación constante que haga que  las empresas busquen la competitividad para exportar más y mejor, y al mismo tiempo, luego ese éxito afuera repercuta aumentando su crecimiento.

Más allá del turismo: consultorías y servicios culturales

Por un lado, el impacto del turismo es clave tanto en la oferta productiva nacional como en la balanza de pagos española, pero durante el periodo también han tenido importancia otros subsectores a la hora de exportar, entre otros  los servicios culturales (películas, serie de televisión y juegos informáticos) los transportes y las comunicaciones, así como la exportación de servicios de consultoría de negocio y de tipo técnico o arquitectónico.