Récord de importaciones de vino de la República Checa

El sector del vino español es una referencia en todo el mundo gracias a la calidad y variedades del producto. El año 2013 cerró con un espectacular crecimiento de las exportaciones de vino español a la República Checa con un bde casi un 40% respecto al año anterior. Para el conjunto de las compras el incremento fue del 20%, lo cual también es un dato poco habitual y que conviene analizar.  

466395779

El país centro europeo está experimentando una fase de crecimiento importante del producto interior bruto desde su incorporación a la Unión Europea en el año 2004 y una de las principales consecuencias es el aumento del consumo. El vino es un producto de consumo con una fuerte elasticidad renta, lo que hace que ese incremento de las rentas haya disparado el consumo de este producto, en especial el vino tinto embotellado.

Sin embargo, hay otros factores importantes que explican el aumento de las importaciones de vino, como por ejemplo, una serie de añadas con fuertes heladas en invierno y prolongadas sequías que han hecho descender la producción en torno a un 25%. De hecho, la producción nacional es incapaz de absorber esta demanda, por lo que la República Checa se ve obligada a importar un elevado volumen de vino procedente principalmente de países de la Unión Europea. Según declaraciones de Znovin Znojmo, presidente de una de las mayores bodegas del país, la capacidad productiva ha llegado a su límite, por lo que las compras al exterior cubren actualmente ese déficit entre demanda y oferta. Además, el consumo medio per cápita ha crecido de 16 a 20 litros en los últimos diez años y se espera que la producción extranjera acabe acaparando las dos terceras partes del consumo de vino en la República Checa. Los datos siguen marcando una tendencia con una fantástica perspectiva: el primer trimestre de 2014 ha cerrado con un incremento interanual del 41,49%. En el primer trimestre de 2014 las compras de vino español suman 5,53 millones de euros. Este dato se suma a un período de cuatro años con máximos valores históricos de exportación en términos de facturación. La cifra que maneja un reciente estudio de mercado del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) es de un volumen de cerca de 180 millones de euros al año. Si atendemos a un desglose más pormenorizado de estos datos, observamos que la exportación de vino embotellado ha sufrido una importante bajada, compensada  por un fuerte incremento de las exportaciones del vino a granel. Gracias a esto España se sitúa como segundo proveedor (en litros) de la República Checa ganando posiciones en cuota de mercado a países competidores como Eslovaquia o Italia. El sector vinícola español ha sabido aprovechar la oportunidad que ofrece el mercado checo y se espera que en los próximos años las necesidades de este país centroeuropeo sigan creciendo, lo que implica unas buenas perspectivas a corto plazo para invertir recursos en este mercado.