Reaparecen los desequilibrios en la balanza comercial española

Recientemente, se ha conocido el balance comercial de la economía española del segundo trimestre de 2014 con unos datos que evidencian una caída del empuje de las exportaciones, y un repunte de las importaciones como consecuencia de una recuperación del consumo interno.

 

Earning balance

Muchos analistas y especialistas en materia económica ya adelantaban que las exportaciones, el motor económico que estaba ayudando a la salida de la crisis en España, comenzaba a dar síntomas de debilitamiento y que era necesario, por tanto, buscar otras salidas viables para afianzar el crecimiento y la recuperación económica. En un artículo publicado el 29 de julio en la sección de economía del diario ABC, el periodista Javier Tahiri analiza el desajuste actual de la balanza comercial española. Se calcula que el déficit actual se sitúa en torno a los 10.000 millones de euros; para un cambio en el modelo productivo español que mejore dicho desequilibrio propone, además de un crecimiento de las exportaciones, un aumento de la inversión exterior. Para llegar a esta conclusión se hace eco de algunas opiniones de expertos en esta materia.

El déficit de la balanza comercial

La salida a la crisis para muchas empresas españolas ha sido la búsqueda de nuevos mercados. Como consecuencia, la balanza comercial, tradicionalmente deficitaria, logró superávit en varios meses de 2013. La recuperación económica ha hecho que las importaciones aumentaran un 5,8%, mientras que las exportaciones solo han aumentado un 0,8% en este último trimestre. Según la opinión de María Jesús Fernández, economista sénior de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), el hecho de que con la recuperación económica se acelere el crecimiento de las importaciones en detrimento de las exportaciones tiene un lado positivo que es el incremento del consumo interno, fundamental para mejorar el PIB, pero es preocupante que bajen las exportaciones pues afecta directamente a la balanza comercial. Uno de los motivos de la bajada de las exportaciones podría ser que los productores nacionales vuelven a España tras haberse visto obligados por la crisis a buscar nuevos mercados en el exterior. Para José Luis Martinez Campuzano, analista de Citi, el descenso de las exportaciones está más relacionado con la ralentización de economías europeas fuertes como la alemana o la francesa, ya que son los principales socios comerciales de nuestro país. Descarta, a continuación, que el descenso de la actividad comercial exterior sea debido a factores que impliquen un deterioro de la competitividad del sector exterior. Otra consideración que se menciona en este artículo, y que puede ser un motivo importante de la caída de las exportaciones tiene que ver con la calidad. La industria española dispone de un valor añadido medio, hecho que repercute en una mayor necesidad de componentes de origen extranjero para producir a niveles competitivos. En el artículo también se valora el hecho de que el crecimiento del consumo de automóviles, como consecuencia de la reactivación económic,a y el plan PIVE ha activado las inversiones en bienes de equipo que se habían aplazado por la inseguridad en el contexto económico. Queda por ver si este efecto de traslado temporal del gasto se repite en sucesivos períodos para comprobar si es acertado el análisis de este fenómeno.

El papel de la inversión externa

Uno de los puntos con mayor trascendencia del artículo es el que se refiere a la inversión extranjera; según Martínez Campuzano "Las recuperaciones económicas siempre provienen del exterior. En España la mejora comenzó con las exportaciones y ahora que parece que ya se ha despertado la demanda interna, la inversión productiva extranjera debe tomar el relevo". La mejora de competitividad gracias a la reducción de costes laborales implica que el sector industrial puede ocupar un mayor peso en la actividad económica y atraer inversiones extranjeras, permitiendo un giro en el modelo productivo y aprovechar el camino de apertura al exterior abierto por las empresas en su intento de internacionalizar sus actividades.