Psicología empresarial: concepto y aplicación

Psicología empresarial

La psicología empresarial es la ciencia que estudio los medios para alcanzar la mejora de la vida laboral. Esta disciplina combina la comprensión de la ciencia de la conducta humana con la experiencia del mundo de los negocios. Su objetivo es lograr un desempeño eficaz y sostenible, tanto para los individuos como para las organizaciones.  

 

PROTOCOLO DE LA EMPRESA FAMILIAR, DESCÁRGATE LA GUÍA GRATIS

 

El concepto de psicología empresarial y sus métodos de trabajo

El concepto de psicología empresarial es más fácil de abordar si se tienen en cuenta algunas de sus principales características:

  • Es una ciencia multidisciplinar que investiga cómo hacer que la gente y las organizaciones sean más eficaces.
  • Utiliza métodos sociales de investigación científica para estudiar las personas, los lugares de trabajo y las organizaciones, con el fin de alinear mejor sus múltiples, y a veces opuestas, necesidades.
  • Su objetivo es crear relaciones saludables y productivas entre las personas y las organizaciones, de las que se desprenda el mutuo beneficio.

La investigación psicológica, que inicia el proceso de análisis que la psicología empresarial lleva a cabo, debe aplicarse de forma pragmática y siempre de modo acorde a la situación en cada caso concreto. Debe buscar establecer una relación recíproca con la empresa, para poder beneficiarse de la percepción interna sobre los procedimientos que mejor funcionan y las fuentes de generación de valor. La psicología empresarial, en la práctica, se apoya en una amplia gama de métodos sociales de investigación científica que le ayudan a identificar las mejores prácticas corporativas. Entre los más destacados se encuentran:

  • Una combinación de métodos cualitativos y cuantitativos.
  • Métodos de recopilación de datos comunes, que incluyen cuestionarios, encuestas, grupos focales, entrevistas y estudios de casos.
  • Técnicas analíticas como la estadística descriptiva e inferencial, el análisis temático y el de contenido.

La psicología empresarial en la organización: cómo y dónde se aplica

Los profesionales de la psicología empresarial llevan a cabo su trabajo en torno a 5 fases:

  1. Asesoramiento: aportando una perspectiva imparcial, científicamente demostrable, sobre los problemas o carencias de las personas en el trabajo.
  2. Diagnóstico: ayudando a las organizaciones a comprender mejor los puntos débiles y desafíos, por ejemplo, de alta rotación y bajos niveles de compromiso.
  3. Diseño: de las herramientas necesarias para atajar los problemas y mejorar su capacidad de control e identificación de dificultades.
  4. Entrega de soluciones: implementando soluciones personalizadas a los problemas de organización detectados.
  5. Evaluación: midiendo la efectividad de las intervenciones para, al mismo tiempo, demostrar evidencia de los beneficios individuales y organizacionales.

A pesar de que la psicología empresarial se puede aplicar a casi cualquier aspecto relacionado con las personas y su entorno de trabajo, existen varias áreas donde sus beneficios se multiplican, como:

  • Los procesos de selección de personal.
  • Las iniciativas de desarrollo organizacional.
  • La creación de planes de formación.
  • La gestión del talento.
  • La búsqueda del fomento del compromiso de los empleados.
  • La gestión del rendimiento y evaluación.
  • Los procesos de promoción interna o externa.