Principales economías emergentes en la actualidad: países emergentes BRIC

Los países emergentes BRIC son algunas de las principales economías con este potencial en la actualidad. BRIC es un acrónimo que proviene de la combinación de los nombres Brasil, Rusia, India y China cuyas características los agrupan por su importancia y oportunidades, al tener en común:

  • Que representan actualmente alrededor del 25% de la masa terrestre del planeta.
  • Unidos suman el 40% de la población mundial.
  • Juntos pueden llegar a formar un bloque económico influyente.
  • Todos ellos tienen una tendencia económica de rápido crecimiento, como el economista Jim O'Neill, presidente de Goldman Sachs Asset Management, supo detectar en el año 2001.

Para O'Neill, cada uno de estos países jugaría un importante rol en el futuro, en concreto:

  • India: se convertirá en el principal proveedor mundial de bienes manufacturados.
  • China: su potencial reside en el sector servicios.
  • Brasil y Rusia: serán los proveedores de materias primas más importantes del Globo.

Además, O'Neill pronosticó que, para el año 2050, los países emergentes BRIC y sus economías combinadas superarán los de los países más ricos del mundo actual. Esta previsión toma fuerza, sobre todo, si se tiene en cuenta que, desde el año 2010 Sudáfrica se ha unido a este grupo, siendo admitida oficialmente como nación BRIC tras una invitación de China y los otros países del conjunto.  

 

CÓMO INTERNACIONALIZAR MI EMPRESA FAMILIAR, DESCÁRGATE LA GUÍA GRATIS

 

¿Por qué los países emergentes BRIC son importantes?

Aparte de sus características de crecimiento, los países emergentes BRIC tienen francamente poco en común. Pese a las reuniones anuales que les unen, desde el año 2008; las uniones entre los países de este bloque de economías resulta bastante improbable, más allá de vínculos de carácter temporal. Barajando las posibilidades reales de cada uno de ellos, parece más verosímil pensar que, alcanzado cada uno el lugar que le corresponde y, tras lograr el crecimiento esperado, prefieran aliarse con países del exterior del grupo BRICS que les reporten un mayor apoyo y confirmen su solidez. De momento, sus potenciales socios más importantes se encontrarían en dos bloques con los que mantienen buenas relaciones:

  • La Unión Europea.
  • Estados Unidos.

De la misma forma, no se presenta como una posibilidad muy cercana el que en vez del poder económico simplemente, sus expectativas se orienten a alcanzar el poder político. Es cierto que se reúnen y ponen objetivos de reforma y crecimiento en común, es verdad que orientan algunas acciones de forma paralela; pero, de ahí a plantar el germen para un nuevo orden que trascienda lo económico existe un gran paso que, excepto si el panorama mundial de aquí al 2050 no cambia radicalmente, no veremos hacerse realidad. Además, tras los BRICS, surgieron los CIVETS y, más recientemente los MINT, por lo que, incluso en el orden económico, y pese a sus fortalezas en materia de recursos naturales, potencial de servicios o de producción industrial; los países emergentes BRIC deberán superar nuevos retos y ser capaces de enfrentarse a competidores que surgen con fuerza para hacer realidad el futuro que O'Neill les pronosticaba.