Peculiaridades geográficas de las franquicias

Para conseguir el éxito de un producto a nivel internacional deberemos tener en cuenta algunas peculiaridades geográficas según el país al cual nos dirijamos. Podemos encontrar diferencias legales o sociales que nos obligarán a modificar el producto o el modelo de negocio y que tendremos que valorar para reducir el riesgo del  proyecto. En este artículo nos centraremos en algunos países tan dispares como China, India o Marruecos.

China

El mercado de la franquicia en China ha experimentado muchos cambios en las últimas décadas. Desde los años ochenta hasta el 2001, año en el que China ingresó en la Organización Mundial del Comercio (OMC), las franquicias chinas se basaban en un modelo que primaba las características locales de los productos y con regulaciones que no garantizan un marco normativo claro en lo que se refería a seguridad de marca y propiedad intelectual, lo que hizo que la mayor parte de empresas internacionales instaladas en este país optaran por un modelo de establecimientos propios. Gracias a la OMC se empiezan a reducir las restricciones a empresas extranjeras y se define un marco jurídico con garantías que ha impulsado la creación de franquicias, con un crecimiento anual del 15%. En China se valora de manera positiva la marca, sobre todo en las grandes concentraciones urbanas (Beijing, Guangzhou), aunque el consumidor no es por norma general muy fiel a ella. Otra característica de los consumidores es que consumen de forma impulsiva, decidiéndose por el producto en el último minuto y fijándose en el precio. Entre las tendencias en el consumo siguen destacando las cadenas de comida rápida, aunque podemos señalar el interés en el sector de los servicios para el automóvil, el auge de las cadenas de supermercados, empresas relacionadas con la educación y un fuerte crecimiento de negocios vinculados a la estética, como tiendas de ropa, joyas y cosmética. El mercado chino tiene una perspectiva de crecimiento en franquicias muy importante, aunque se ha de valorar el poco conocimiento de este modelo de negocio, el sistema legal y la dificultad habitual para iniciar un negocio en ese país. 

Marruecos

El mercado de la franquicia ha crecido un 18% anual en los últimos años propiciado por el aumento del consumo en las grandes ciudades y por la apertura internacional. El principal problema que se encuentran las redes franquiciadoras es la falta de personal cualificado y, en muchos casos, problemas logísticos o aduaneros que dificultan la llegada de productos importados. Marruecos es el estado africano escogido por mayor número de franquicias españolas, lo que hace que sea un destino con mucha información por experiencias empresariales y sobre el que se han elaborados multitud de informes comerciales. La imagen de la marca española se valora mucho en este país, principalmente, en ropa y diseño. Un sector con importante crecimiento es el de productos de alta gama, en el que predominan las marcas francesas. El sector del ocio y restauración tiene grandes posibilidades, pues en Marruecos se conoce bien la gastronomía española y existe una positiva asociación entre calidad y simpatía.

La India

El modelo de franquiciado es incipiente en la India y se espera un fuerte crecimiento, sobre todo en los sectores de restauración, educación, detalle y servicios, que representan el 89% del total en franquicias. En el caso de los servicios, estos representan el 55% del PIB, tienen costes muy bajos y una alta rentabilidad de inversión. En la India, casi la mitad de los gastos familiares se destina a la alimentación, sector especialmente influido por la religión, y las dietas son básicamente vegetarianas. El modelo de consumo está cambiando y cada vez más gente come en restaurantes, fundamentalmente por la incorporación de la mujer al trabajo y el aumento de los ingresos. Esto representa una gran oportunidad para empresas de restauración. En el sector de la educación es el primer país del mundo en número de estudiantes y el crecimiento se estima en porcentajes mayores al 15%. Entre los principales problemas que se encuentran las redes internacionales de franquicias son la selección correcta de la ubicación, la captación de franquiciados y encontrar canales alternativos de suministros.   Post relacionados: