Oxfam pide al G20 una reforma fiscal internacional

 

 

Oxfam-pide-una-reforma-fiscal-internacional-para-evitar-la-evasion

Dentro de su tradicional reivindicación en favor de una mayor equidad social, Oxfam Intermón en España, ha reclamado al G20 que deje de concentrarse únicamente en crecer y aborde este problema con medidas "efectivas y concretas" para combatir la evasión fiscal como modo de reducir la desigualdad.

La organización pide a los líderes del G20 que, además de priorizar el crecimiento del PIB, impulsen una reforma fiscal internacional que garantice que las empresas paguen la parte de los impuestos que les corresponden en los países en los que realizan su actividad. "En lugar de mirar compulsivamente al crecimiento del PIB, el G20 debe comprometerse a impulsar políticas que promuevan un crecimiento inclusivo y poner en marcha medidas", reclama la directora ejecutiva de Oxfam, Winnie Byanyima. A su juicio, acabar con los paraísos fiscales, la evasión y elusión es "un paso imprescindible para que las grandes corporaciones dejen de crean estructuras artificiales con el simple objetivo de reducir al mínimo los impuestos que pagan".

Durante la celebración de la cumbre, la organización humanitaria también recordó que España es  el país de la OCDE en el que más ha aumentado la desigualdad y el segundo país de la UE más desigual después de Letonia. 

Impulsar el crecimiento y reducir la desigualdad

La organización ha publicado el informe "Revertir la tendencia: Por qué el G20 debe impulsar una reforma fiscal internacional más justa para luchar la creciente desigualdad" con motivo de la celebración de la cumbre en Brisbane (Australia). El documento recuerda que la riqueza total de los países del G20 aumentó en 17 billones de dólares y que el 36 por ciento de esa riqueza (6,2 billones) engrosó los capitales del 1 por ciento más rico. Además, Oxfam pide también que los países en desarrollo tengan voz y voto en la mesa de negociación para poder controlar el gasto público, lo que revertiría en mejores políticas para combatir el hambre y enfermedades como el ébola. A su vez, recordó que a consecuencia de la evasión y los beneficios fiscales, estos países pierden cada año alrededor de 100.000 millones de dólares.

Sistemas fiscales más justos

El documento centra el problema de la desigualdad social extrema en la inoperancia de los sistemas tributarios a la hora de recaudar. Según Oxfam, sólo se combatirá la desigualdad con sistemas fiscales son más justos, lo que implica que las corporaciones no puedan pagar menos impuestos aprovechando los fallos del sistema o "su capacidad de influencia", señala el trabajo.

La organización considera que el problema es común a todos los países, con el resultado de que sale beneficiada sólo el 10 por ciento de la población. Y recuerdan el escándalo fiscal destapado en Luxemburgo por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) sobre las prácticas fraudulentas de más de 340 grandes empresas en este país, a las que se acusa de haber llegado a acuerdos fiscales secretos para ahorrarse ingentes cantidades de impuestos que, supuestamente, estarían defraudando a los ciudadanos. Lejos de considerarlo un caso aislado, Oxfam está convencida de que este tipo de casos revelan la dimensión del problema.