Networking para competir con éxito frente a las empresas multinacionales

El mercado internacional ha dejado de ser un objetivo estratégico exclusivo de las grandes corporaciones. Como es bien sabido, la globalización ha intensificado los procesos de internacionalización a todos los niveles, abriendo nuevas oportunidades a agentes que tradicionalmente estaban exluidos de este paradigma o relegados a un papel marginal. En sentido inverso, el contexto global propicia que las grandes empresas lleguen a mercados que antes pertenecían a las pequeñas, haciéndolas desaparecer o incentivándolas, a su vez, a salir al exterior para subsistir o asegurarse un crecimiento futuro.

Empresas multinacionales

En el panorama internacional, la pyme es un agente destacado, que logra suplir con profesionalidad y aprovechando sus ventajas competitivas las complicadas operaciones de producción y logística, así como las enormes inversiones que realizan las empresas multinacionales en el ámbito global. Aún así, aventurarse en el vasto y competitivo mercado internacional no resulta fácil en absoluto para empresas que, al margen de su mayor o menor tamaño, están acostumbradas a trabajar a nivel local.

El networking como ventaja competitiva

Puede ser un error descartar la idea de salir al exterior a priori, simplemente porque existe una empresa multinacional que ofrece un servicio o producto similar al nuestro, sin ni siquiera haber hecho un adecuado plan de internacionalización y sin, por ejemplo, recurrir a la fórmula del networking para buscar aliados que nos permitan sumar nuevas ventajas competitivas. En efecto, podríamos equivocarnos de parte a parte si decidimos aparcar o descartar un posible negocio, dejar de lado un sueño antes de valorar los pros y los contras, antes de obtener un diagnóstico tras análisis y aproximaciones al mercado y a sus agentes. Entre otros métodos y herramientas, para una provechosa prospección resulta útil la creación de una buena red de contactos como que nos ayude a establecer nuestra posible estrategia y crear oportunidades de negocio. La colaboración entre pymes tiene un gran potencial para competir en el mercado exterior y, de hecho, en ocasiones constituye una oporunidad de oro para poder competir contra las multinacionales. En este sentido, el networking es clave para darse a conocer y encontrar aliados, tanto si se tiene pensado dar el paso como si se está valorando la conveniencia de hacerlo o, por qué no, también para ver si surgen oportunidades inesperadas.

Haciendo networking

Asistir a ferias internacionales del sector o a eventos y sesiones de networking es un modo sencillo y efectivo de darse a conocer y conocer para crear vínculos de ayuda mutua, aunque también podemos hacerlo de modo virtual, aprovechando las ventajas de las nuevas tecnologías (cloud computing, redes sociales, videoconferencias, teléfonos móviles, etc.), si bien se trata de un medio más frío, que no suple el cara a cara. Además de encontrar aliados, el networking puede ayudarnos a mejorar una idea incipiente, un producto o un servicio para hacerlo más competitivo o adaptarlo al nuevo mercado, a encontrar aliados para poder ponerla en marcha o a dar a conocer nuestra empresa, producto o servicio en un determinado ámbito. También es interesante para recibir feedback sobre el mercado en el que deseamos introducirnos, así como para encontrar inversores o personal experto que formará parte de nuestro equipo.