Mercados emergentes internacionales: origen y proyección

Los mercados emergentes internacionales son buscados por los inversores con la perspectiva de obtener una alta rentabilidad, ya que a menudo experimentan un crecimiento económico más rápido, que se mide en función de su PIB. Al mismo tiempo, las inversiones en este tipo de mercados cuentan con un riesgo mucho mayor debido a la inestabilidad política, problemas de infraestructura nacional, la volatilidad monetaria y las oportunidades limitadas de capitalización resultado de políticas excesivamente proteccionistas. Al habar de mercados emergentes internacionales existen una serie de características comunes, que son las que contribuyen a configurarlos como tal:

  • Menor eficiencia en los mercados que otros países.
  • Regulación contable y de valores precaria.
  • Buena infraestructura financiera.
  • Moneda unificada.

Mercados emergentes internacionales

Créditos fotográficos: istock mindscanner

Cuándo aparecen los mercados emergentes internacionales

El fenómeno de los mercados emergentes internacionales no es nuevo, de hecho, siempre han existido, aunque quizás no se denominaban como tal. Incluso Estados Unidos fue una vez así considerado cuando, en el siglo XIX, el poder dominante provenía de Europa. Otro ejemplo llamativo es el de Japón que, tras una posguerra de total devastación, supo reinventarse para terminar subido al barco de las economías más dinámicas, prototipo del mercado emergente moderno. Hoy día, y desde que la globalización es una realidad, la búsqueda de los mercados emergentes internacionales se ha convertido casi en una competición. Norteamérica y Europa buscan esos destinos que les reportarán grandes beneficios a cambio de una inversión directa, siempre que sean capaces de asumir la dosis de riesgo que corresponda en cada caso. Tailandia en 1997, Rusia en 1998... y después:

  • Los BRIC.
  • Los CIVETS.
  • Y los MINT.

Demostrando que las oportunidades no dejan de presentarse.

La capitalización global: ¿sueño o realidad?

A pesar de que parece producto de la lógica, muchas veces, la consideración de mercado emergente resulta confusa. Es el caso, por ejemplo, de Israel o Corea del Sur, ambos así denominados cuando cuentan con un producto interior bruto superior al de Grecia, sin ir más lejos. ¿Qué sucede en estos casos? ¿A qué criterios se está atendiendo? El índice de emergencia de un mercado no sólo se calcula atendiendo a este indicador macroeconómico, sino que existen otros factores a evaluar, que guardan una estrecha relación con el potencial de crecimiento de la economía. Según datos de The Economist, el paso ejercicio cerró con datos impactantes. Por vez primera, los mercados emergentes internacionales representaban más de la mitad del PIB mundial sobre la base de poder de compra, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este crecimiento es difícil de superar y no es fruto de la casualidad. En 1990, los mercados emergentes internacionales representaban menos de un tercio de un total mucho menor pero fue el inicio de una transformación económica espectacular, la mayor de la historia moderna, que inició en 2003 con consecuencias ya conocidas:

  • Aumento de precios de los productos básicos.
  • Hundimiento del coste de las manufacturas y el trabajo.
  • Desplome de las tasas mundiales de pobreza.

Los desequilibrios económicos alimentaron una era de vulnerabilidad financiera y sentaron las bases para la crisis global que impulsó aún más el crecimiento de las inversiones y la accesibilidad de la mano de obra en las economías emergentes mientras que provocaba el estancamiento de los salarios y el aumento de la desigualdad de ingresos en los países ricos.