Lo último en tecnología: firmar un contrato desde distintos países

firma digital contrato

No sólo es cuestión de comodidad, sino de sacar partido a jugosas oportunidades de negocio en el entorno internacional aprovechando las posibilidades que nos brinda la tecnología. Actualmente, las soluciones informáticas más innovadoras permiten firmar contratos desde distintos países al mismo tiempo, sin moverse del despacho y con la misma seguridad que ofrece el documento en papel. No es necesario el encuentro físico, viajes ni reuniones, para poder firmar un mismo documento. Por muy trascendente que éste sea, la tecnología hace posible que varios usuarios puedan acceder a un mismo documento desde cualquier lugar del mundo y firmarlo desde un ordenador o dispositivo móvil con todas las garantías gracias a la firma biométrica.

La firma biométrica

Como tecnología de identificación, la biometría es capaz de identificar y verificar identidades mediante el control de características físicas e intransferibles de las personas a través de la huella dactilar, el iris, retina o facial, la voz o la firma. Segura y cómoda, son muchas las empresas que la comercializan para diferentes procesos, como la firma de documentos electrónicos. Las empresas especializadas en este tipo de software van evolucionando y adaptándose a las necesidades del usuario, desde el consumidor hasta las grandes empresas o las pymes, por lo que se trata de un sector en constante desarrollo. Es el caso de la empresa española Alianet, cuyo nuevo software Bdocsign constituye la primera plataforma comercializada basada en la firma biométrica, se permite la multi-firma con garantías técnicas y legales. Aunque uno de los principales clientes de este sistema es la banca, pues así consigue un importante ahorro de papel sin comprometer la seguridad de las operaciones. Desde el dispositivo se tiene acceso a la lectura completa del documento y firmar mediante certificado digital o DNI electrónico, pudiéndose añadir fotografías, archivos de voz u otros documentos. Una vez firmado, ya sea con lápices especiales o desde las mismas pantallas, el documento queda almacenado, impidiendo su acceso. En el caso del reconocimiento facial o del iris, un servicio comercializado por empresas como Mobbeel, se atienden demandas de empresas que, entre otras cosas, utilizan el reconocimiento para que sus clientes puedan acceder a información en la nube.

Contratos vía SMS o email

La agilidad es otra de las ventajas de los contratos sin papeles, que pueden adoptar formas variopintas en función de la tecnología aplicada. Enfocado a eliminar el papeleo en los contratos de servicios, la empresa Lleida.net ha creado un Contrato Certificado para SMS o email que envía la empresa al usuario para formalizar un contrato, adquiriendo la categoría de contrato válido el mismo documento enviado. En estos casos, se ahorra tiempo y costes, y los usos pueden ser distintos. De hecho, la empresa está empezando a adaptar el servicio para las pymes, cuyas necesidades pueden ir desde la organización interna hasta las demandas propias del proceso de internacionalización. Soluciones todas ellas que hacen pensar que el futuro no tiene límites o, al menos, no es la tecnología la que los pone. Por el contrario, muchas veces son las mentalidades la principal rémora, lamentan estas empresas. Aún así, estos nuevos sistemas ofrecen tan grandes ventajas que acaban imponiéndose tarde o temprano.   Post relacionados:

 

Fuente imagen: StockImages / FreeDigitalPhotos.net