La internacionalización impulsa la industria española del videojuego

Internacionalizacion industria espanola videojuego

La industria española del videojuego se revela como motor de la economía digital, con gran potencial para crear empleo de alta cualificación, según concluye el Libro Blanco del Desarrollo Español de videojuegos, un informe promovido por DEV, la Asociación Española de Empresas Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento. El sector suma 3.671 profesionales, en su mayoría jóvenes de alta cualificación, casi todos ellos menores de 45 años (95%) y un perfil formativo de nivel superior o medio. Éstos son algunos de los datos que descubre el estudio, una radiografía que se hace de la industria del videojuego en España, en cuya elaboración han colaborado más de 160 empresas y profesionales del sector. Las previsiones de crecimiento de esta industria, clave en el desarrollo de los contenidos digitales a nivel nacional, son de un 26 por ciento para 2014, según esta misma fuente y se espera que triplique su facturación para 2017. Además, el estudio enfatiza que se trata de un sector con un importante componente exportador.

Gran componente exportador

Presentado el 22 de mayo, el Libro Blanco del Desarrollo Español de videojuego es el primer informe de estas características que se publica sobre el sector. De sus optimistas cifras se deduce que se está convirtiendo en la locomotora de la economía digital en España, en buena parte gracias a una importante internacionalización. La distribución online es prioritari (78% en ventas) a frente a la fìsica o modelo de videoconsolas, estancada en todo el mundo. Además de demandar apoyo institucional para potenciar su vocación internacional, el informe destaca su fuerte componente exportador (56%).

Normalizar el sector

Gracias a su privilegiada posición de liderazgo en el sector del ocio audiovisual e interactivo, como industria desarrolladora ofrece interesantes oportunidades de negocio tanto en España como a nivel internacional, apuntan desde DEV. Sin embargo, precisamente por su novedad, a nivel de reconocimiento institucional el sector todavía no cuenta con los apoyos necesarios, una situación que el colectivo desea cambiar dando a conocer las buenas cifras y perspectivas de su actividad. DEV representa a las empresas desarrolladoras de videojuegos más relevantes, ya sean españolas o con sede en nuestro país. Su difícil reto es impulsar la producción nacional frente a las multinacionales extranjeras. Dentro de este contexto, uno de sus objetivos clave es su reconocimiento institucional como sector estratégico de la economía, además de vehículo cultural. Su interés también abarca aquellas empresas que participan en la cadena de valor del sector, como la formación, venta de hardware y software o prestación de servicios. 

Fuente imagen: franky242 / FreeDigitalPhotos.net