Internacionalizarse y triunfar en los mercados emergentes, objetivos de las empresas de consumo

Internacionalizar las marcas

Casi dos tercios de las empresas de distribución y consumo apuestan por la internacionalización de sus marcas como estrategia clave para fortalecerlas y ganar cuota de mercado, según revela una encuesta realizada por KPMG, empresa que presta servicios profesionales de auditoría, asesoramiento legal, fiscal, financiero y de negocio desde un enfoque sectorial.

En concreto, el trabajo reveló que la transformación que está experimentando el sector  obliga a adaptarse para ofrecer nuevos servicios y formas de comunicación, así como para aumentar la eficiencia de los procesos o la satisfacción de los usuarios. Una necesidad a la que, entre otros recursos, los encuestados intentan dar respuesta con el uso de las tecnologías digitales. Dentro de su dimensión global, un aspecto cada vez más importante, se impone internacionalizar la marca para hacerla más competitiva frente a la competencia es un objetivo que persiguen el 68 por ciento de los directivos de las empresas españolas en el sector de la distribución y el consumo. No en vano, en el sector de los productos de consumo la marca es el activo más valioso, y esta importancia es la que hace que se busque su promoción y desarrollo más allá de las fronteras, pues se trata de un valor estratégico de primer orden para cualquier compañía. Además, los directivos del sector se plantean como objetivo importante abrirse a los mercados exteriores y, en particular, tener éxito en los mercados emergentes actuales, según refleja la encuesta de la consultora.

Estrategia en los mercados emergentes

Tener éxito en los mercados emergentes es otro de sus grandes objetivos, de acuerdo con la encuesta global sobre prioridades para directivos del sector de bienes de consumo 2014. Por un lado, el 57 por ciento de los directivos españoles del sector planean desarrollar estrategias de crecimento basadas en la promoción, la mejora del servicio al cliente y la política de precios durante 2015. Ahondar en los mercados exteriores como factor de crecimiento en los próximos años significa no sólo seguir penetrando en ellos, sino hacerlo selectivamente, en función de lo que aconsejen los respectivos planes de marketing internacional, lógicamente, pero también teniendo en cuenta las buenas perspectivas que ofrecen los mercados emergentes. Las previsiones de las ventas al por menor en mercados emergentes y el alto crecimiento estarán por encima del 8,5 por ciento en los próximos dos años, según los encuestados. En porcentajes, las áreas prioritarias de inversión se centran en la expansión internacional (67 por ciento), en la cadena de suministro y en la estrategia digital (ambas con un 48%). A su vez, el 62 por ciento de los encuestado considera que las fusiones y adquisiciones son útiles para llegar a mercados exteriores y poder hacerlo con mayor ventaja competitiva. A su vez, la promoción y los precios se consideran estrategias prioritarias para fortalecer las marcas en los mercados exteriores, en los que, como ocurre con los mercados locales, los productos recorren un circuito o canal de distribución que finalmente los pone a disposición del consumidor final, y la decisión de compra a menudo es influenciada por otros usuarios.