Indonesia: el análisis macroeconómico de un país

El análisis macroeconómico de un país requiere del estudio de sus principales indicadores económicos. Pero lo realmente valioso de un informe sobre la situación económica de un Estado son las concusiones a las que podemos llegar al analizar estos datos. Por eso, la mejor manera de entender las variables económicas es mediante ejemplos prácticos. En este post nos pondremos en la piel de una empresa que está valorando la opción de entrar en el mercado indonesio. Veamos cómo sería un análisis macroeconómico de Indonesia con los datos recogidos en el CIA Factbook (www.cia.gov).

Introducción

 

analisis economico de un pais

Indonesia ocupa una zona estratégica entre las principales potencias económicas asiáticas y Australia. Esta posición geográfica es un importante factor a tener en cuenta si queremos establecer, por ejemplo, una base logística para expandirnos en la zona asiática. Tiene una importante industria mercantil marítima, aunque una nota de la International Maritime Bureau advierte del alto riesgo de piratería en esa zona, así que lo tendremos en cuenta a la hora de contratar seguros para transporte de mercancía y en la negociación de los incoterms por el aumento del coste a causa de este riesgo.

Estudio económico

Indonesia es el quinto país más poblado del mundo (255 millones de habitantes). La edad media de la población no llega a 30 años, lo que nos da una idea de un país joven y con gran mercado potencial de consumo. Cerca del 50% de la población vive en zonas urbanas y, aunque es un bajo porcentaje respecto a países desarrollados, el índice de urbanización es del 2,45%. La conclusión de este apartado es que existe un importante flujo migratorio a las ciudades y que será un país con necesidades básicas de urbanización. De hecho, la capital, Yakarta, supera los 10 millones de habitantes en el área metropolitana y es una de las ciudades más pobladas del mundo. La esperanza de vida ronda los 70 años para los hombres y los 74 años para las mujeres. Este dato aporta una idea de una calidad de vida aceptable. Si observamos el dato de acceso a la sanidad comprobamos que en zonas urbanas la proporción es de nueve de cada diez habitantes, mientras que en zonas rurales es de siete de cada diez. Esto ofrece una oportunidad para sectores como el sanitario, siempre que venga acompañado de inversiones estatales.

Principales indicadores económicos

  • Con un PIB de 1.285 billones de dólares, Indonesia ocupa la posición dieciséis en el mundo.
  • Tasa de crecimiento del PIB: 5,3% en 2013, 6,2% en 2012 y 6,5% en 2011. Estas cifras demuestran una tendencia de elevado crecimiento y una oportunidad de inversión.
  • Ahorro nacional: 31,5% sobre el PIB es un valor alto, y significa que el Estado y los habitantes tienen capacidad de ahorro y es un potencial mercado de consumo. En España este valor es del 19% respecto al PIB.
  • Composición del consumo: se observa un consumo por igual entre servicios e industria (cercano al 40% en cada sector), lo que revela una economía con un sector servicios poco desarrollado, típico de economías en vías de desarrollo.
  • Renta per cápita: 5.200$ al año es una cifra muy baja, por eso ocupa la posición 158 en el ranking mundial. Efectivamente, este dato refleja una elevada pobreza en este país. Esta conclusión lo corrobora el elevado índice de pobreza (11,7%).
  • Los recursos naturales de Indonesia son importantes, sobre todo en petróleo y gas natural. Esta característica está muy bien valorada por analistas internacionales, los cuales han incluido a este país entre el listado de economías emergentes, concretamente en el bloque de los CIVETS.
  • Población activa: 120 millones, la quinta fuerza laboral mundial, con alto porcentaje de ocupación en agricultura (39%).
  • La deuda pública es del 25% del PIB, muy baja en comparación con economías desarrolladas como por ejemplo España, que está cercana al 95% del PIB. Este factor puede ayudar a esta economía a lograr financiación internacional, sobre todo para infraestructuras.
  • La inflación ronda el 7%, un valor no muy elevado para economías en vías de desarrollo. Además, los tipos de interés también se acercan a esta cifra, con lo que deducimos un equilibrio en el mercado monetario. También se observa un equilibrio en su balanza comercial, al menos en los últimos años.

La principal conclusión que extraemos de estos datos es que Indonesia tiene una economía poco desarrollada aunque con un gran potencial. A falta de informes comerciales y de mercado interno, es evidente que es un país en fase de expansión, por lo que necesitará fuertes inversiones en infraestructura. Además, observamos un mercado interno con gran potencial de consumo, tanto por su volumen como por la edad media de sus habitantes.