Importación China - España: mejores prácticas y precauciones

Importación China - España: mejores prácticas y precauciones

La importación de China a España vive una época dorada. El mercado se muestra cada vez más receptivo a este tipo de bienes, de precio muy inferior a sus equivalentes Made in Spain y, al mismo tiempo, los productores chinos ganan en especialización a la vez que se aproximan, con cada pedido, un poco más a los gustos y expectativas del consumidor español.  

Mejores prácticas importación China - España

Al plantearse una importación China - España conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones. Entre las mejores prácticas a aplicar, las evitarán problemas y minimizarán los riesgos de una operación de estas características se encuentran, en lo relativo al producto a importar:

  • Escoger bienes no perecederos: si se compran productos que caducan pueden originarse pérdidas debido a retrasos en el transporte.
  • Seleccionar artículos que no necesiten de condiciones de conservación o mantenimiento especiales: descartar todas las mercancías que requieran de su transporte y almacenamiento en frío o a una cierta temperatura o humedad, ya que de esta forma se ahorran costes.
  • Elegir bienes que no requieran de conocimientos técnicos específicos: ya que, de otra forma, se están corriendo riesgos que, seguramente, no se pueden asumir.
  • Importante: evitar la mercancía que precisa de permisos especiales. Y se trate de licencias de consumo o permisos de sanidad, o cualquier otro tipo de certificado específico, su tramitación supone una inversión en tiempo y dinero y una fuente de problemas recurrente que no se tiene porqué asumir.
  • Tratar de filtrar los productos que dejan un mayor margen de beneficio: para ello, además de comprar las distintas ofertas de proveedores chinos hay que analizar los precios de mercado en España y los hábitos de consumo de los usuarios.

A la hora de elegir en qué centrar la importación China - España, puede resultar interesante decidirse entre los artículos más importados a nuestro país. Los diez más buscados son los siguientes:

  1. Telefonía móvil.
  2. Relojes.
  3. Ropa.
  4. Productos electrónicos.
  5. componentes electrónicos.
  6. Gafas de sol.
  7. Telas.
  8. Tabletas informáticas.
  9. Cámaras de fotos.
  10. Guitarras.

Precauciones importación China - España

Un negocio de este tipo puede reportar suculentos beneficios, pero no está exento de riesgo. Los primeros desafíos tienen que ver con la selección del proveedor. Encontrar un fabricante chino serio, fiable, puntual y capacitado para abastecer del producto deseado, en la cantidad y plazo fijado, es una misión más complicada de lo que pudiera parecer. Los momentos donde el empresario corre mayores riesgos en una iniciativa de importación China - España son:

  • La negociación con el proveedor chino, especialmente si no se cuenta con la ayuda de un intérprete.
  • La selección de los métodos y condiciones de pago.
  • La determinación del objeto del contrato de compraventa: el producto exacto que se quiere adquirir con sus especificaciones y requisitos.
  • El acuerdo sobre las condiciones de entrega de la mercancía.

Por supuesto, hay que tener en cuenta las cuantías de los derechos e impuestos que hay que abonar para llevar a cabo una importación China- España y las obligaciones relativas a trámites aduaneros al momento de traspasar los bienes las fronteras nacionales.