Estrategias corporativas que facilitan la internacionalización: el secreto de su éxito

Estrategias corporativas que facilitan la internacionalización: el secreto de su éxito

Es difícil dar el paso. Tomar la decisión de internacionalizar la empresa no es una solución sencilla pero, una vez decidido,  hay que ponerse a trabajar mirando hacia el futuro y decidirse por alguna de las diferentes estrategias corporativas que facilitan la internacionalización. Este tipo de planteamientos determinan las metas de la empresa a largo plazo, diseñando los cursos de acción más adecuados y estableciendo el plan para cubrir las necesidades que surgirán en materia de recursos. Las opciones tradicionales al pensar en internacionalizar un negocio presentan una triple vertiente que va, desde la estrategia de diversificación a la de producto o mercado, pasando por la de organización y gestión funcional.

Sin embargo, la elección de la estrategia corporativa que facilita la internacionalización no es la parte más dura del proceso, sino que donde el negocio reamente se la juega es al demostrar su capacidad de adaptación al cambio. Toda organización, al llegar a esta encrucijada debe responder con la flexibilidad suficiente, algo de lo que no siempre son capaces; sin olvidarse de la prudencia como medio de minimizar el riesgo. La presión de la competencia y otras situaciones que pondrán al límite la supervivencia del negocio, hacen que sea el momento de demostrar la solidez de su modo de organización, que tiene mucho que ver con:

  • La buena disposición y el apoyo de la Alta Dirección.
  • El compromiso de todos los involucrados.
  • La cualificación de la compañía, en términos de preparación y experiencia, para superar un reto de estas características.

Los retos a superar impactarán sobre el negocio a todos los niveles y en todas las áreas. Estos desafíos tendrán que ver con las barreras geográficas, la necesidad de obtener información precisa y de calidad, la legislación aplicable, las circunstancias políticas, sociales y culturales del mercado de destino, por supuesto, también el idioma; los requisitos de mercado y la posible necesidad de adaptación del producto o servicio y las cuestiones puramente logísticas, entre otras.

Estrategias corporativas que facilitan la internacionalización: las más efectivas

Entre las diferentes estrategias corporativas que facilitan la internacionalización existe una línea común, la búsqueda del intercambio, de tecnología y conocimientos, el aprendizaje efectivo y la necesidad de crecer. así, dependiendo del tipo de negocio, el sector y de la estructura de la organización y sus posibilidades; la expansión se producirá:

  • Mediante una asociación: con empresas extranjeras que faciliten la penetración en el mercado objetivo, proporcionando a la organización todo el conocimiento necesario para reducir el riesgo asociado a la falta de información sobre la demanda, la competencia y las reglas del juego.
  • A través de la inversión: una alternativa en la que habrá que valorar el nivel de tolerancia al riesgo para determinar si merece la pena apostar por una opción de alta rentabilidad o si es más oportuno optar por la prudencia y actuar con cautela, desechando las inversiones más arriesgadas.
  • Por medio de la creación de una red transnacional: que exprime los beneficios de un entorno colaborativo a la vez que aprovecha la ventaja de lograr una presencia transversal en diferentes puntos.

En cualquier caso, el diseño de la que se elija como procedente de entre todas las estrategias corporativas que facilitan la internacionalización deberá resolver las dudas existentes sobre el mercado al que se van a dirigir las acciones, el momento más idóneo para dar comienzo al proceso y el alcance del despliegue.