España y México afianzan sus proyectos internacionales

El ministro español de Asuntos exteriores,  José Manuel García Gargallo, cree firmemente en los beneficios que para España y México puede generar estrechar lazos en el ámbito comercial y crear relaciones a largo plazo con el objetivo de fomentar la actividad comercial entre ambos estados.  

Exportacion

El pasado mes de junio tuvo lugar una jornada sobre inversión en México organizada por el grupo Prisa y en la que participó el ministro español García Margallo junto al presidente mexicano Enrique Peña Nieto. En esta jornada, el ministro español aprovechó para afianzar públicamente la apuesta del gobierno español por incrementar relaciones con México y se comprometió  a ejercer de embajador en la Unión Europea con vistas a la entrada en vigor del nuevo tratado de libre comercio que tiene previsto firmar Estados Unidos con la Unión Europea en 2015.

Según declaraciones de García-Margallo, si "las turbulencias electorales en el otro lado del Atlántico no lo impiden" es muy probable que el convenio con Estados Unidos se ponga en marcha durante el año 2015. Gracias a este acuerdo,se crear una mayor zona de libre comercio y obligará a revisar las actuales relaciones comerciales que tienen numerosos países con Estados Unidos.

Por este motivo, el ministro español entiende las preocupaciones de países como México, con una fuerte vinculación empresarial a su vecino del norte, y que se verán en la necesidad de reformular su actual situación comercial para adaptarse a los nuevos escenarios económicos. De este modo, el ministro español ofrece a las autoridades mexicanas ser su embajador ante la Unión Europa,  de la misma manera que México se compromete a apoyar a España en los acuerdos y relaciones comerciales de la Alianza del Pacífico. España es actualmente el país de la unión Europea con mayor presencia inversora en México y, según las palabras de García-Gargallo, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se está realizando un esfuerzo para quitar las barreras que se encuentran las empresas que buscan expandir su mercado internacionalmente en estos dos países. Además, se hizo mención a la actual situación monetaria en la Unión Europea tras la nueva bajada de tipos de interés del Banco Central Europeo, que supone un aliciente para estados como el mexicano para importar productos españoles gracias al abaratamiento del euro frente al resto de monedas internacionales. Una de las principales características del mercado mexicano es su fiabilidad, y ofrece a las empresas españolas grandes oportunidades de negocio en sectores como las energías renovables e infraestructuras. Por otro lado, el secretario de Hacienda y Crédito Público Mexicano, Luis Videgaray, explicó las favorables perspectivas de crecimiento de su país, cercanas al 5%, y que junto a un fuerte programa de inversiones que asciende a 440.000 millones de euros para partidas como renovables, desarrollo urbano, infraestructuras y turismo hacen de México una elección muy segura ante futuros proyectos de internacionalización.