España y Andorra firman un convenio que evita la doble imposición

Espana y Andorra firman un convenio de doble imposicion

El nivel impositivo que ha de soportar una empresa en el país de destino, como es sabido, puede compensarse de forma importante gracias a las distintas fórmulas destinadas a evitar la doble imposición internacional. Sin embargo, no siempre se cuenta con los denonominados Convenios de doble imposición fiscal, tratados internacionales bilaterales que mitigan o eliminan los tributos en relación a los principales rendimientos derivados de la inversión empresarial que, además, reducen determinados impuestos exigidos por el país de destino al inversor extranjero, previniendo posibles discriminaciones.

Con este fin, España y Andorra han firmado un convenio contra la doble imposición, con el que se espera mejorar las relaciones comerciales bilaterales evitando este tipo de problemas, por lo que a partir de su entrada en vigor, -lo hará tras ser ratificado por el Parlamento-, empresas y personas físicas podrán acogerse a él para no tributar por el mismo concepto en ambos países.

El convenio busca fomentar las inversiones

Se espera que el  convenio suscrito entre España y Andorra para evitar la doble imposición fiscal fomente las inversiones y facilite el intercambio de información tributaria, incluyendo la bancaria, para impedir el fraude. El convenio lo firmaron en Andorra el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y su homólogo andorrano, Jordi Cinca, durante la visita oficial al país del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El convenio realiza un tratamiento del tratamiento de dividendos, intereses, cánones y ganancias patrimoniales similar a las del convenio de doble imposición franco-andorrano. Además del intercambio intercambio de información previa petición, que se viene haciendo des la firma de un Acuerdo de Intercambio de Información fiscal en enero de 2010, también se atenderán comprobaciones conjuntas o la identificación del sujeto.

Apertura internacional de Andorra

Las negociaciones para evitar la doble imposición entre ambos países se iniciaron en octubre de 2012, dentro del interés manifestado por el Ministerio de Exteriores de mejorar las relaciones con nuestras vecinos pirenaicos. En concreto, además de este convenio que evita la doble imposición, se busca continuar mejorando las regulaciones que faciliten las inversiones y las profesiones liberales, "conscientes de que Andorra desea abrir su economía y estrechar sus lazos con la zona euro, en especial con España y con Francia", concluye el ministro español, José Manuel García-Margallo. Entre otras iniciativas de inversión y proyectos empresariales de carácter internacional, el jefe de la diplomacia española ha valorado positivamente la aplicación de la Ley de Inversiones Extranjeras (LIE), cuyo objetivo es la liberalización del ejercicio de profesiones liberales en el país. La paulatina reestructuración de su sistema fiscal está logrando homologarlo a los sistemas fiscales europeos, y han sido un paso decisivo para que deje de ser considerado un paraíso fiscal por la UE, un aspecto subrayado por el gobierno español. Durante la firma del convenio Rajoy recordó que en 2011, tras la firma del mencionado Acuerdo de Intercambio de Información en 2010, el Principado de Andorra dejo de tener para España esta consideración. Recordemos, a este respecto, que gracias a este acuerdo, la agencia tributaria española supo que Jordi Pujol mantenía en el país vecino fondos sin regularizar. Ahora, el convenio suscrito amplía los efectos del mismo. El convenio no contempla la transferencia automática de información fiscal, al menos hasta 2018, fecha en la que será un mecanismo obligatorio a adoptar por todos los países miembros de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Hasta entonces, Andorra no lo incluirá por razones meramente técnicas, y no por falta de "voluntad de transparencia", según señaló su presidente, sino por problemas para adaptar el sistema bancario.