Empresa exportadora: ¿Interesa tributar por módulos o la estimación directa?

En su calidad de personas jurídicas, las pymes tributan a través del Impuesto de Sociedades, mientras los empresarios individuales o profesionales freelance tienen la opción de tributar el Impuesto de las Personas Físicas (IRPF) por módulos o en estimación directa, en función de lo que más les convenga, siempre que se cumplan los requisitos necesarios. Del mismo modo, el IVA también puede tributarse en ambas modalidades.  

Tributacion por modulos

Además, en ambos casos, tanto para una empresa exportadora como para el autónomo exportador la fiscalidad internacional tiene un peso específico que hay que considerar en el capítulo fiscal del plan financiero de internacionalización, sobre todo en lo que se refiere a la doble jurisdicción. El informe de fiscalidad abordará el apartado de los tributos y tasas administrativas en función de las dos jurisdicciones que, de un modo u otro, gravan las operaciones y las ganancias de las operaciones de comercio exterior realizadas, con especial atención a la doble tributación, con el objeto de evitarla en la medida de lo posible. 

Estudio previo

Para decidir si nos interesa la tributación por módulos o por estimación directa, el primer paso es averiguar si la actividad empresarial se incluye en el listado de actividades contempladas. Si el resultado es negativo, simplemente hay que regirse por la estimación directa, sin más opción. En otro caso, interesará hacer un estudio previo en función de factores relacionados con las características de ambos regímenes, como el volumen de ingresos estimados, empleados -si serán familiares o no-, compras, inversiones, entre otros requisitos. Básicamente, en el régimen de módulos, Hacienda hace una estimación objetiva según estadísticas de rendimiento del sector para determinar el dinero que gana el autónomo en función de variables de cada módulo mientra, en estimación directa el pago de IRPF y liquidación de IVA se realiza de forma progresiva en función de las ganancias reales. En el caso de los módulos, han de cumplirse numerosos requisitos y, al tiempo, se incluirán módulos adicionales si se llevan a cabo actividades que pertenezcan a un  epígrafe distinto del IAE, como por ejemplo si se ha de recurrir a empresas de transporte, un aspecto importante a tener en cuenta para la empresa exportadora. Por lo tanto, la complejidad de la normativa, tantos epígrafes, excepciones y novedades de la reforma laboral, precisan de la ayuda de un profesional, para que pueda asesorarnos antes de poner en marcha el negocio o de realizar la actividad exportadora.

Cambios en la tributación por módulos

La reforma fiscal del Gobierno, aunque todavía es un Anteproyecto, conviene tenerla en cuenta, pues previsiblemente los cambios entrarán en vigor a partir del 1 de enero del 2015. Si bien no se ha eliminado el sistema de módulos del IRPF, como se temía, sí se han suprimido algunas de las actividades contempladas dentro de este régimen y se se establece un nuevo máximo de ingresos de 150.000 euros anuales para aquellos autónomos que ejerzan todo tipo de "actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales", frente a los actuales 450.000 euros anuales. Además, el Anteproyecto contempla que el método de estimación objetiva no podrá aplicarse cuando el volumen de los ingresos del año anterior de operaciones por las que estén obligados a expedir factura (sólo cuando el destinatario sea un empresario o profesional) supere los 75.000 euros anuales. En el caso de los comercios, que podrán tributar por módulos por tener conexión directa con el cliente final siempre que se cumplen el resto de los requisitos, el límite de 75.000 euros se referirá únicamente para la facturacion realizada sólo a empresas.