El outsourcing pierde fuelle y se profesionaliza

El outsourcing pierde fuelle y se profesionaliza

El outsourcing o subcontratación logística ha sufrido una evolución doble pues, si por un lado los proveedores de servicios logísticos se han profesionalizado, por otro ha disminuido el potencial de crecimiento del sector al detenerse la tendencia al alza de los últimos años, según concluye un estudio conjunto de Miebach Consulting y el periódico alemán de logística Deutsche Verkehrszeitung (DVZ).

Tras encuestar a 250 cargadores de diferentes industrias y a 80 proveedores de servicios de logística de distintos sectores, el estudio de Miebach Consulting ha detectando un parón en el crecimiento del outsourcing. En concreto, hace entre 5 y 10 años, más del 80 por ciento de los contratos logísticos externalizaban sus operaciones, mientras que actualmente esta cifra tan sólo ronda el 20 por ciento. Se trata de una caída espectacular que, sin embargo, viene acompañada de otra sorpresa, ya que dentro de la disminución de servicios se ha incrementado la demanda a nivel internacional.  En general, sin embargo, la tendencial actual es la internalización de estos servicios. En concreto, en el estudio del año 2012, -la firma realiza encuestas anualmente desde 1998-, alrededor del 25 por ciento de los participantes tenía previsto internalizar algunos procesos, si bien actualmente el porcentaje ha aumentado a más del 40 por ciento.

Aumento de la actividad transnacional

De este modo, a consecuencia del impulso concedido por el aumento de la actividad logística internacional, el potencial de crecimiento para el sector del outsourcing se espera a nivel global. En efecto,  las cifras revelan que el comercio exterior requiere de sus servicios de un modo creciente, experimentando un aumento de la demanda mucho mayor que a nivel nacional. Esta mayor demanda transnacional se interpreta como una lógica consecuencia de la cada vez mayor actividad internacional, mientras el decremento detectado a nivel general es vista por los expertos como el reflejo de un comportamiento más racional. A su vez, se abre un periodo de incertidumbre, en el que se desconoce si la tendencia actual será orientativa del futuro o quizá hayamos inaugurado una nueva fase caracterizada por un devenir impredecible. "Es obvio que la euforia de subcontratación de los años 90 y de la primera década del 2000 ha evolucionado hacia un enfoque mucho más racional. La profesionalización de los proveedores de servicios y de los cargadores beneficia a la industria en general. Lo interesante será ver si el nuevo potencial de outsourcing puede ser desarrollado sobre la base de estas condiciones cambiantes o si el mercado se estabilizará cada vez más en los niveles actuales”, explica Klaus-Peter Jung, miembro de la junta ejecutiva de Miebach Consulting Alemania.

Actividades logísticas más demandadas

Por otra parte, el informe también señala la gestión de inventarios, el almacenaje de productos secos, el transporte, la distribución y la logística inversa como las actividades logísticas más demandadas. A este respecto, el estudio entiende que el sector puede desarrollarse hacia estas áreas para mejorar sus perspectivas de futuro. Si bien sería necesario un estudio pormenorizado por áreas geográficas para detallar las demandas reales que pudieran convenir a las distintos prestatarios logísticos para así maximizar todo su potencial de crecimiento.