El negocio de la importación de bicicletas

Importación bicicletas

La importación de bicicletas se está convirtiendo en un negocio. No es sólo porque ha aumentado considerablemente el número de usuarios en todo el mundo, personas interesadas en llevar un estilo de vida sano; sino porque en muchos países, con Estados Unidos a la cabeza, son los propios Gobiernos quienes apoyan este tipo de iniciativas empresariales.  

Créditos fotográficos: istock canbalci

 

 

 

Las razones del auge de la importación de bicicletas

En muchos países de occidente la apertura de las áreas metropolitanas al ciclismo es cada vez mayor. Las economías urbanas se remodelan al ritmo de la salud y la rentabilidad, dos tendencias que en esta fase de salida de la crisis cotizan al alza. Para conseguirlo las ciudades necesitan:

  • Apoyo gubernamental
  • Una buena planificación.
  • Inversión en infraestructura.

La importación de bicicletas tiene su origen en la cobertura de una necesidad en los consumidores. Las personas se han vuelto más exigentes y están más concienciadas con el medio ambiente. Al mismo tiempo, también buscan un cambio hacia una mejor calidad de vida como muestra el hecho de que los hábitos saludables son uno de los tópicos que recibe mayor número de búsquedas diarias en Google. Las cuatro razones que el diario The Guardian señala para este impulso al negocio de la importación de bicicletas tienen que ver con la proliferación de los carriles bici, que transforman la estructura de los núcleos urbanos: 1. Ayudando a aumentar el atractivo de los bienes raíces: este tipo de rutas especialmente diseñadas para bicicletas ayudan a desarrollar barrios urbanos que, en algunos casos, habían sufrido años de espera para mejorar sus servicios de tránsito. Al contribuir a aligerar el tráfico y la crear una alternativa realista a las carreteras para vehículos a motor, los carriles bici logran que la gente disfrute caminando y los barrios sufran niveles de ruido y contaminación inferiores. 2. Contribuyendo a que las empresas aumenten su volumen de trabajadores con talento: está demostrado que una elevada porción de trabajadores prefiere fijar tanto su residencia, como su vida laboral en el centro de las ciudades. La búsqueda de aparcamiento ha sido el principal problema para muchas empresas que presentaban este inconveniente, insalvable para muchos candidatos. Hoy día, con el auge de los carriles bici, no sólo los negocios de importación de bicicletas se ven beneficiados sino todas las empresas de ubicación céntrica. 3. Fomentando una fuerza de trabajo más sana y productiva: dibujando barreras claras y seguras entre automóviles y el tráfico de bicicletas, los carriles bici están cada vez más transitados. Las personas se benefician de la quema de calorías, el fortalecimiento de los corazones, huesos y pulmones y; al mismo tiempo, su motivación aumenta. Los trabajadores que pedalean hasta el trabajo muestran una actitud más positiva y son más productivos que los que llegan en coche, además, su índice de bajas laborales por enfermedad es significativamente inferior. 4. Mejorando las ventas en el pequeño comercio: el boom de las grandes superficies iba unido a su infraestructura, con aparcamientos de dimensiones proporcionales que facilitaban la misión de ir de compras. Hoy día, con un buen entramado de rutas para bicicletas las personas las usan para hacer recados, convirtiéndose en el cliente perfecto por el número de veces que pasan por delante del comercio y por su mayor predisposición para una compra de impulso.