El índice de Herfindahl: una herramienta para conocer la competitividad en un mercado

Indice Hertfindahl

Medir la concentración de un mercado en un sector, industria o, en general, también conforme a unas determinadas variables prefijadas, nos permite conocer su estructura y, en fin, el nivel de competencia que caracteriza a un determinado producto o servicio. Su cálculo se realiza a través de un índice de concentración denominado Herfindahl, que se ha demostrado de gran utilidad para un sinfín de análisis.

La forma de cálculo de este índice requiere aplicar su fórmula (HHI = ? (si)2), donde n es el número de empresas, y si el porcentaje de participación de cada empresa en ese mercado, por lo que se trata de un promedio que pondera el porcentaje de la participación de los agentes o de la variante analizada en el mercado. Tras su aplicación, el índice tomará un valor entre 0 y 10.ooo, una horquilla que oscila entre dos extremos, donde el primero se refiere a unaconcentración de mercado mínima, con un gran número de empresas que tienen una participación muy pequeña, mientras el segundo habla de una situación monopolística.

La aplicación del índice Herfindahl permite conocer el porcentaje de participación que tiene cada agente económico dentro del mercado, actividad o sector analizados, por lo que puede arrojar datos reveladores de gran interés para la realización de un estudio de mercado internacional  que ayude a decidir un mercado de destino o a diseñar una estrategia de internacionalización. 

Nivel de competencia de las exportaciones

Para el cálculo del índice Herfindahl se pueden utilizar diferentes variables para satisfacer distintas necesiddes de medición. Con el fin de medir cómo se concentra la actividad exportadora e incluso poder compararla con la competitividad en un determinado sector o mercado en el que estemos interesados en exportar, se calcularán los índices de Herfindahl con base esas variables que interese medir. En concreto, el uso de este índice es idóneo si deseamos analizar la actividad exportadora e importadora. Particularmente, para conocer el grado de concentración de uno u otro ítem en función de productos o servicios exportados o importados a lo largo de un periodo de tiempo fijado, que suele ser anual. La confección de sencillas tablas que reflejen los valores del índice permiten realizar una comparativa para así analizar su evolución. Según el nivel que alcance podremos concluir que niveles de concentración en promedio, así como su mayor estabilidad o inestabilidad o a lo largo de un periodo, al tiempo que se pueden comparar con los valores registrados para otros países en el sector o sectores que nos convenga. Cuando la evolución establece una tendencia decreciente del valor de este indicador mejorará la posición exportadora para el país, pues concentrar la actividad de exportación en pocos productos supone un mayor riesgo que la diversificación. Esos mismos datos, sin embargo, podrían tener una interpretación muy distinta si se busca obtener información de cara a la exportación empresarial. Sea como fuere, un estudio de la concentración más completo y, por lo tanto, mucho más rico en información, requiere tener en cuenta otros aspectos. Si estuviera orientado a la industria, habría que incluir datos de la estructura (tamaños, tipo de producto, riesgo del merado, características de los compradores, etc.), de la conducta (fijación de precios, cantidad producida, servicio al cliente, gasto en marketing, etc.) y del desempeño,  incluyendo beneficios, rentabilidad, precios o cantidades.