Ejemplo de internacionalización: el Banco Santander

El Banco Santander, presidido por Emilio Botín hasta el pasado mes de septiembre, fecha en la que el cántabro falleció a causa de un infarto, ha pasado de ocupar el puesto 157 en la clasificación global de entidades financieras a posicionarse como uno de los 10 primeros a nivel mundial. Las estrategias que se han llevado a cabo para internacionalizar esta compañía son un ejemplo de superación y ambición en el mundo de los negocios. En este post analizaremos algunos de los factores y estrategias clave en la evolución de este banco español a lo largo de los últimos 30 años.

Actitud y personalidad

Emilio Botín, nacido en Santander el 1 de octubre de 1934, comenzó su andadura profesional en el banco que entonces presidía su padre en 1958. Tras varios años ocupando distintos puestos en la entidad fue finalmente elegido director general y, en 1986, ocupó el puesto de su padre como presidente. La fuerte personalidad de este banquero y su ambición en el mundo empresarial son dos características que se han resaltado a lo largo de su carrera profesional y que son uno de los motivos clave en la expansión del banco que presidía.

Estrategia a largo plazo

Como ya hemos comentado otras veces en este blog, la estrategia de internacionalización o expansión empresarial es un proyecto a largo plazo. El plan estratégico debe contener los objetivos claramente definidos y redactados de hacia dónde debe dirigirse una empresa y qué medios necesita para conseguirlos. Desde que Emilio Botín ocupó el cargo de presidente, la idea de internacionalizar el Banco Santander representó el lema fundamental de la empresa. Los resultados, tres décadas después, demuestran que la determinación en llevar a cabo este proyecto de expansión ha resultado exitosa.  

Objetivo: mercados latinoamericano y europeo

La expansión internacional del Banco Santander se debe principalmente a una combinación de estrategias de internacionalización. Los métodos de entrada más usados son la apertura de oficinas de representación, como fase inicial de entrar en el mercado extranjero y una serie de fusiones, adquisiciones y alianzas estratégicas con bancos de todo el mundo.

Ya a mediados del siglo xx se adoptan las primeras decisiones de internacionalización mediante la apertura de oficinas de representación en La Habana, Buenos Aires y México DF. Tras haberse afianzado en el mercado nacional mediante la compra de pequeñas entidades financieras se decide, en los años 60, continuar con la estrategia de adquisiciones en Latinoamérica con la compra del Banco del Hogar Argentino (Argentina). En los 70 continúa la estrategia de adquisiciones con la compra del First National Bank en Puerto Rico y la apertura de oficinas de representación en Ecuador, el Salvador, Chile, Guatemala, Uruguay y Costa Rica. En Europa comienza en 1954 con la apertura de la primera oficina. En 1965, de su primera importante alianza con Bank of America, se da origen a la entidad fianciera Bankinter. Pero es sobre todo a partir de la presidencia de Emilio Botín cuando se producen los hitos más importantes en la trayectoria del Banco Santander:

  • Acceso al mercado Alemán con la compra de CCBank en 1987.
  • En 1988, de nuevo una alianza estratégica, esta vez bajo el modelo de joint-venture con Royal Bank of Scotland permite la entrada a mercados internacionales.
  • En los 90 se observa la clara intención de expansión en el mercado latinoamericano con las adquisiciones de bancos en Venezuela, en 1996, Argentina y México, en 1997, y Brasil, en 1998.                                                          

84591631 (800x599) (2)

La segunda fase de internacionalización se produce en el período 1999-2007, momento en el que los países latinoamericanos están inmersos en diferentes crisis financieras. El Banco decide consolidar posiciones en España y aumentar su tamaño con la compra del Banco Central Hispano, en 1999. De nuevo, relanza compras de bancos americanos, especialmente en Brasil, un país con favorables informes de crecimiento como economía emergente, Chile y México. En Europa centra su estrategia en Portugal (Banco Totta y AÇores, en 1999), y Reino Unido (Abbey National, en 2004). La cantidad de acciones del Banco Santander en sus más de 100 años de historia son extensas. Podríamos decir que las conclusiones acerca de su proyecto de internacionalización son:

  • Alianzas, fusiones y adquisiciones en Latinoamerica y Europa en dos fases.
  • Consolidación del mercado nacional.