Datos macroeconómico mundiales 2015

Datos macroeconomico mundiales 2015

El 2015 no va a ser el año de la recuperación económica mundial. Si bien las perspectivas serán desiguales para los distintos países y regiones, el contexto general vendrá marcado por las dificultades, que surgirán a consecuencia de la crisis y del bajo crecimiento potencial, según pronostica el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la última edición del informe WEO. El escenario mundial presenta un panorama "decepcionante" en cuanto a crecimiento general, y pese a que los ritmos de recuperación son disímiles, el FMI ha tenido que revisar a la baja las tasas de crecimiento potencial, que indican el ritmo al que el producto anual puede expandirse sin acelerar la inflación.

"Este deterioro de las perspectivas merma la confianza, la demanda y el crecimiento actuales", dice Olivier Blanchard, Consejero Económico y Director del Departamento de Estudios del FMI. A su vez, apunta Banchard, la evolución económica de las distintas regiones y países se va diferenciando con el tiempo, por lo que no pueden establecerse pautas generales que sirvan a la mayoría de los países. Sin embargo, sí es posible prever algunos de los principales riesgos que se espera durante 2015, como la fuerza del dólar (devaluará el precio de los bienes), los niveles de inflación en función de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) y el precio del crudo, de acuerdo con Citigroup. En concreto, Blanchard concluye que el ritmo de recuperación depende de las condiciones económicas de cada país, aunque también es posible reconocer patrones de comportamiento comunes en determinadas regiones, como vamos a ver a continuación.

 

Una recuperación débil y desigual

A nivel global, la recuperación tendrá un crecimiento medio del 3,8 por ciento en 2015, algo superior al previsto para 2013 y 2014, del 3,3 por ciento, de acuerdo con el citado informe, que realiza predicciones para finales de 2014 y 2015. Entre estas previsiones, destaca el mayor crecimiento de Estados Unidos, fundamentalmente gracias al aumento del empleo y el consumo. En contraposición, la zona euro deberá estar atenta a los riesgos apuntados, mientras en el continente asiático en 2015 se espera un crecimiento estable y  la recuperación de la inversión privada.

Las economías avanzadas

Para las economías avanzadas se pronostica que el crecimiento aumentará de 1,8 por ciento en 2014 a un 2,3 por ciento en 2015, en buena parte por la aceleración del crecimiento en Estados Unidos, dentro de un contexto de condiciones financieras favorables y la reactivación del mercado inmobiliario. Japón, por su parte, recuperará la inversión privada y el crecimiento se mantendrá dentro de una cierta estabilidad, con un PIB del 1,13 en 2015, frente a un 1,24 por ciento en 2014. Además, en la Unión Europea el FMI espera una recuperación gradual pero débil, "apoyada por una marcada compresión de los diferenciales de las tasas de interés en las economías que soportan tensiones y tasas de interés en mínimos sin precedentes en las economías del núcleo de la zona del euro", según el informe.

Crecimiento de los mercados emergentes

El crecimiento mundial se concentrará en loa mercados emergentes y los países en desarrollo, en un escenario de desaceleración a consecuencia de una débil demanda interna y de tensiones geopolíticas, sobre todo en Rusia, con previsiones de consolidación del crecimiento para Asia y África subsahariana. Para China se prevé una estabilidad trayectoria de crecimiento más sostenido, y para América Latina se espera un repunte del crecimiento de un 2,2 por ciento en 2015. Por otro lado, en África subsahariana hay variaciones importantes según países, pero en general se prevé un fuerte crecimiento y, por último, Oriente Medio y Norte de África se espera un repunte del crecimiento.