Cómo gestionar el control en una alianza internacional

Los proyectos internacionales tienen una mayor complejidad que las actividades comerciales dentro de las fronteras. Como hemos visto en anteriores artículos, un proyecto de internacionalización de la actividad empresarial se enfrenta a un mayor riesgo, que suele originarse por:

  • Una mayor incertidumbre sobre la evolución de los mercados internacionales.
  • Dinamismo en una economía global.
  • Más variables exógenas que nuestra empresa no puede controlar y que pueden afectar de manera importante sobre el rendimiento del proyecto (inflación, crisis políticas, cambio de normativas, culturas diferentes, cuotas a la importación, etcétera).
  • Mayores necesidades financieras, principalmente porque nos enfrentamos a mayores costes (logísticos, personal, fabricación, entre otros).

Gestion de internacionalizacion

 

Ante esta situación, el empresario tiene varias opciones para minimizar el riesgo; una de ellas es asociarse con otras empresas locales o extranjeras para complementar sus carencias con las mejores características de sus posibles socios y mejorar, así, la competitividad del proyecto. El mayor inconveniente de este tipo de estrategias es la pérdida de control sobre las actividades comerciales y sobre futuras decisiones estratégicas. Por eso, queremos comparar en este post las ventajas e inconvenientes  de dos tipos de estrategias basadas en alianzas. Primero estudiaremos las alianzas comerciales centrándonos en el control de las variables estratégicas y, después, analizaremos los puntos más importantes de las joint ventures.

Alianzas comerciales

Con estos acuerdos ninguna empresa ejerce un control real sobre otra. El objetivo suele ser el de crear una red comercial conjunta o una estructura temporal aprovechando las ventajas competitivas de los participantes.

Ventajas

  • Son organizaciones flexibles, ya que cada empresa no se somete a la decisión de otra. Aunque esto puede derivar en una pérdida de control del proyecto, tanto de las calidades del producto como en el enfoque hacia el cliente objetivo.
  • Diversificación del producto y mejor respuesta ante el cliente, pues se cuenta con la experiencia y las habilidades conjuntas de varias empresas que se pueden complementar.
  • Adquisición de proveedores, lo que permite un aprovechamiento de la cadena de suministros y un control sobre la calidad final del producto.

Inconvenientes

  • Pueden surgir discrepancias sobre el objetivo final, ya que cada organización tiene estrategias individuales diferentes.
  • Reparto de tareas desigual.
  • Mal uso de la información. Una de las empresas podría aprovecharse de información sensible de alguna de las otras.
  • Anulación de acuerdos antes de cumplir plazos ante problemas no resueltos.

Joint venture

En cuanto a este tipo de organización entre empresas, lo más importante desde el punto de vista organizativo es que se crea una nueva sociedad con personalidad jurídica propia, lo que permite encauzar los objetivos de manera más eficiente.

Ventajas

  • Gracias a su estructura independiente, es el nuevo órgano de administración el encargado de tomar las decisiones. Cuenta con la participación de las empresas participantes en función de su peso en el proyecto, pero nace con un objetivo común y permite seguir desarrollando las actividades normales antes de la creación de la nueva empresa.
  • Los recursos se comparten en un negocio separado, lo que implica un mayor control sobre la información aportada.
  • Permite potenciar el control para evitar la pérdida de conocimiento, sobre todo en joint ventures internacionales. Suele ocurrir que, por imposición local, la mayoría del capital social sea aportado por la empresa local, pero es conveniente que el control sea ejercido por la empresa que posee el conocimiento y las habilidades directivas necesarias para gestionar con mayor eficiencia actividades como las de producción, calidad, I+D, etcétera.

Desventajas

  • Aunque se forme parte del consejo de administración, las decisiones se deberán tomar de forma consensuada, lo que implica abrir procesos de negociación continuamente; esto genera una pérdida de tiempo en la toma de decisiones que pueden llevar al fracaso en el proyecto.
  • Pueden existir discrepancias entre la estrategia de una empresa y otra en la forma de acometer un proyecto.
  • Requiere de una mayor capacidad organizativa y de una nueva estructura jerárquica que se deberá coordinar no solo con los nuevos socios, sino no con la estructura de la empresa matriz.