Comienza el proyecto de ampliación del canal de Suez

El pasado 18 de octubre se formalizó finalmente el proyecto de ampliación del canal de Suez entre el gobierno egipcio y seis empresas constructoras de diferentes nacionalidades. El consorcio ha recibido la denominación de "Coalición Desafío" y tiene previsto la finalización de las obras para agosto de 2015. El coste del proyecto se estima en unos 4.000 millones de dólares para realizar la ampliación del canal navegable, y otros 4.200 millones aproximadamente para la creación de una infraestructura subterránea de carreteras y ferrocarril en dirección al Sinaí.  

Incoterms

Este proyecto tendrá una serie de importantes consecuencias para el transporte marítimo de mercancías. Gracias a la ampliación en el tramo navegable se prevé una mejora en la eficiencia en el consumo de combustible. Las obras de profundización del canal, además, permitirán la navegación de buques con mayor capacidad, lo que significa una reducción en el coste unitario por tonelada. Otros factores que afectarán positivamente al tráfico internacional de mercancías son la reducción en el tiempo de espera, que se calcula en torno a un 350% pasando de las 11 horas actuales a, aproximadamente 3 horas, y el aumento en el tráfico por día, de 72 a 97. La mejora de condiciones y la reducción de los costes de transporte tiene una implicación directa en los contratos de compraventa internacional. Las cláusulas que contemplan estas condiciones se tendrán que revisar. Así, por ejemplo, en los incoterms que regulan los costes y tiempos de entrega se procederá a una actualización en el cálculo del valor de la mercadería y, probablemente, esto tendrá una consecuencia directa en el coste del seguro de transporte. La mejora de las vías navegables no solo reducirá el coste operativo de transporte, ya que otras rutas se están proyectando en todo el mundo y darán origen a un nuevo panorama mundial en el transporte marítimo y terrestre. La mayor competitividad en cuanto a rutas pondrá fin al monopolio actual y esta liberalización de rutas será beneficiosa para el comercio internacional. Otros proyectos que mejorarán las rutas comerciales son la ampliación del canal de Panamá, la creación de un nuevo canal en Nicaragua, o la creación de un corredor que atraviesa Europa (el proyecto conocido como Red Transeuropea de Transportes) que ya está teniendo consecuencias a nivel de infraestructuras portuarias, como la ampliación del puerto portugués de Sines para que albergue el 50% de tráfico marítimo de mercancías de este país.