China y la India afianzan sus relaciones comerciales

Las dos principales economías asiáticas en potencial de crecimiento y consumo, China e India, buscan estrechar relaciones con el objetivo de beneficiarse mutuamente de las oportunidades comerciales y de inversión que ofrecen ambos países.

Por un lado, China busca diversificar sus inversiones internacionales y aprovechó la primera visita oficial de su primer ministro, Xi Jinping, a la India para reunirse con su homólogo Narendra Modi. Desde el otro lado, la India necesita fuertes inversiones para su economía, moderadamente estancada en los últimos años.

 

158335599

 

 

Este acercamiento no solo está enfocado a fortalecer lazos comerciales, ya que en el lado político se están realizando esfuerzos para reducir la tensión existente en sus fronteras naturales. Los conflictos que más preocupan actualmente son los producidos en la zona de Cachemira, que controla el gobierno chino y que es reclamada por la India.

China y la India ya cooperan en el marco de los BRICS en otros proyectos, como la creación de un banco común junto a Rusia, Brasil y Suráfrica. Esta vez, el primer ministro indio busca de forma unilateral atender a sus fuertes necesidades de liquidez en forma de inversión extranjera directa. Ya hace unos meses se celebró una visita oficial a Japón, tras la cual el primer ministro japonés, Shinzu Abe, se mostró favorable a una inminente inversión en la India que él mismo valoró en inversiones cercanas a los 35.000 millones de de dólares.

Ante esta situación, el gobierno chino ha actuado con rapidez y ha propuesto un plan de inversiones en la India estimado en 100.000 millones de dólares. Hasta ahora, las inversiones chinas en la India eran escasas, pero con este plan, China intenta ocupar un papel predominante como socio capitalista de la segunda potencia económica asiática.

La búsqueda de socios comerciales va más allá de lo estrictamente comercial y político. China, a pesar de ser ya el mayor socio comercial, con la India quiere diversificar su cartera de inversión en mercados exteriores como pilar estratégico. La India ofrece un alto potencial de crecimiento y rentabilidad para las inversiones extranjeras.