Brasil, un país emergente en momentos bajos

Pais emergente Brasil

La República Federativa de Brasil forma parte del privilegiado grupo de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), países emergentes que se caracterizan por tener una gran población, un extenso territorio y un fuerte crecimiento económico y estar llamados a ser destacados actores a nivel internacional. Ya lo son, de hecho, pues constituyen un foco de atracción para inversiones y años atrás ha seguido este impulso positivo, si bien en los últimos años la economía se ha enlentecido y aún no ha logrado alcanzar los niveles previos al 2009.

En efecto, Brasil registra una pequeña desaceleración económica que ha hecho saltar las alarmas. Este escenario poco prometedor no ha impedido, sin embargo, que Brasil haya sido incluido este año dentro del reducido grupo de países que se conocen como EAGLEs, término creado por BBVA Research para señalar a aquellas economías emergentes clave que tendrán un gran protagonismo en el crecimiento mundial. Según recoge el "Informe anual 2014", China, India Indonesia, México, Brasil, Rusia y Turquía pertenecen a este selecto grupo y se espera que "el peso de las economías emergentes siga aumentando", apunta Álvaro Ortiz, analista de BBVA Research. El PBI de Brasil, sin embargo, aumentó un 2 por ciento en 2013, menos de lo esperado, y todo hace indicar que "el crecimiento tardará" en volver, explica Ernesto Dos Santos, economista de BBVA Research. Por otro lado, Brasil ocupa actualmente en el puesto número 56 del ranking mundial de competitividad 2014 publicado por el Foro Económico Mundial, de entre los 148 países analizados, lo que supone un empeoramiento de su situación con respecto al informe de 2013 en el que ocupaba el puesto 14. El índice mide la utilización de los recursos de un país, así como su capacidad para proveer a sus habitantes de un alto nivel de prosperidad. 

Un gigante dormido

Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente de Brasil considera que el país tiene un gran potencial de crecimiento: "El nuevo papel que los países emergentes han asumido en la economía mundial no es ni efímero ni transitorio. No van a salir de escena, seguirán siendo importante par aun nuevo ciclo de crecimiento sostenido", afirma. Por su parte, Marc Garrigasait, gestor del Koala SICAV se muestra pesimista al respecto y centra los problemas del país en las dificultades o trabas que existen de índole "operativa y fiscal" para que los extranjeros puedan hacer negocios. Además, hace extensiva su crítica al resto de los países BRIC, en los que detecta falta de interés en poner las cosas fáciles a los inversores. "Han matado a la gallina de los huevos de oro" y si no promueven la inversión extranjera porque "les sobran inversores...". Michel Aglietta, profesor de ciencias económicas en la Universidad Paris Ouest Nanterre achaca el problema a su "crecimiento extremadamente cíclico desde los años ochenta, con una recesión en los noventa". Ello dificultaría políticas de negocio a largo plazo, por lo que se renuncia a crear infraestructuras, por otra parte una de las grandes carencias del país. Unas tasas de inversión industrial "demasiado bajas" y la inestabilidad social impiden un ritmo de crecimiento elevado y regular para alcanzar el progreso y la productividad en sectores que no sean las materias primas. Aglietta atribuye esta ralentización del crecimiento de los BRIC a la falta de una clase media fuerte que impulse el crecimiento de forma sostenida.