Beneficios de la marca España para la exportación

La imagen de un país o de una empresa es el conjunto de visiones individuales y experiencias históricas acumuladas. Desde siempre, el sector privado se ha preocupado por dar a sus clientes una imagen positiva para generar confianza y satisfacción. Una de las bases del marketing es lograr la satisfacción de los clientes y, por eso, numerosas empresas han gastado ingentes cantidades de dinero en ofrecer una visión de su entidad acorde a las expectativas de los clientes.

La imagen es algo tan subjetivo que si preguntamos a dos personas distintas cuál es su visión de una empresa o incluso de otra persona, nos darán con toda certeza versiones totalmente diferentes. Pues si las empresas se esfuerzan en crear una imagen para mejorar sus ventas y las relaciones con sus clientes, ¿por qué no va a hacerlo un país? España ha puesto en marcha un proyecto para mejorar su imagen tanto en el exterior como en el interior, porque como ya se ha comprobado con diversos estudios, los que peor concepto de España tienen son los propios españoles. Esta táctica ya se ha utilizado con éxito en otros países como Gran Bretaña, con la marca Great Britain, en Alemania, con su Land of Ideas, Francia, que lanzó su Marque France, y Canadá, Finlandia y docenas de otros países tiene programas parecidos. El objetivo de este proyecto de estado, que está pensado en que persista más alla de los sucesivos gobiernos, es mejorar la imagen de España para lograr un activo intangible que sirva para afianzar su posición internacional tanto en materia política, económica, cultural, social, científica y tecnológica.

El proyecto está dirigido por el alto comisionado D. Carlos Espinosa de los Monteros, presidente del Real Instituto Elcano. Espinosa reconoce que el principal problema en España es el paro y que "hay tres vías para crear empleo. Una es exportar más. Y para ello hay que potenciar la red de medianas empresas, como tienen otros países tipo Italia. Otra es importar o atraer capital extranjero. Y tercera, la red turista. Y para las tres es fundamental potenciar la imagen de España". Por tanto, a corto plazo, la principal preocupación es conseguir resultados económicos para mejorar la coyuntura. Las prioridades de este proyecto son dos, el crecimiento económico y el empleo. Los beneficios que se esperan obtener con la promoción de la marca España son muchos. Al mejorar la visión de la economía española en el exterior se consigue confianza, elemento clave en las relaciones internacionales. El sector exterior se dinamizará y se esperan resultados en términos de:

  • Aumento de exportaciones.
  • Atracción de inversión extranjera directa.
  • Mayor internacionalización y expansión de las empresas españolas.
  • Efecto arrastre, por el que las pequeñas empresas se beneficiarían también del impulso de las grandes compañías.
  • Incremento del turismo.

El portal de la marca España pretende ser una ventana por la que mostrar lo más positivo de cada sector. En el apartado "Sabías que" se exponen los datos en los que las compañías españolas destacan y que pueden ser de interés para posibles inversores o futuros compradores. Por ejemplo, la web se hace eco de datos como:

  • España es el primer exportador mundial de aceite (1.100.000 de toneladas).
  • Líder mundial en agricultura ecológica.
  • Primer productor mundial de piñonescítricos.
  • Segundo productor y exportador mundial de almendras, conservas de pescado y marisco.
  • Segundo fabricante de vehículos de Europa.
  • Inditex es el mayor grupo de distribución de moda a nivel mundial con mas de 6.000 tiendas en 87 países.

Estos son solo algunos de los datos que dan cuenta de la importancia de la economía española en el mercado internacional. El alto comisionado de la marca España tiene previsto realizar acciones en 15 países en los primeros años del proyecto para promocionar la marca y fomentar las relaciones de empresarios españoles con círculos de empresarios extranjeros, mediante charlas y conferencias, con el objetivo de que se lleven a cabo futuros proyectos internacionales. Parece que los datos ya muestran una tendencia ascendente en la valoración de España, que había caído desde el comienzo de la crisis. Según el estudio "Country Rep Track", que analiza la reputación de distintos países, España recupera posiciones y se encuentra entre los estados mejor valorados.