Ventajas del confirming bancario

Ventajas del confirming bancario

Como herramienta financiera de gran popularidad para asegurar el cobro de una venta, el confirming es un ventajoso instrumento de financiación para el proveedor y de gestión de pagos para el cliente.

Los beneficios de su uso los perciben todos sus participantes, tanto la empresa cliente, el proveedor como la entidad financiera. Su extendido uso, en este sentido más ventajoso que el descuento comercial, se debe precisamente a sus múltiples ventajas para las partes implicadas y a sus contados inconvenientes.  

Las ventajas para la empresa cliente

La empresa contratante o empresa cliente, en efecto, se beneficia de este servicio de gestión de pagos contratando la gestión total o parcial de los pagos a sus proveedores a una entidad financiera. Destacamos las siguientes ventajas:

  • Agiliza los pagos: La empresa que contrata el servicio consigue que el proveedor cobre su venta puntualmente, en la fecha de vencimiento o por anticipado sin tener que gestionarlo ni adelantar el dinero.
  • Facilita la gestión: El confirming permite optimizar la gestión de proveedores y, por otra parte, externalizar los pagos también tiene una gran ventaja administrativa, de ahorro de recursos en general y de costes administrativos en particular.
  • Facilita los acuerdos: La posibilidad de cobro por adelantado que brinda el confirming es un punto a favor a la hora de llegar a acuerdos más ventajosos con el proveedor.
  • Posibles compensaciones: Si la empresa cliente tiene un gran número de proveedores puede pactar comisiones como compensación por la generación de negocio que ello supone para la entidad bancaria.

Ventajoso para los proveedores

Los proveedores obtienen numerosas ventajas de la contratación del servicio de confirming, como las que se enumeran a continuación:

  • La garantía del cobro: siempre que el confirming sea sin recurso, el cobro está garantizado, si bien salvo pacto en contrario el confirming suele considerarse sin recurso, lo que significa que junto con la ventaja del anticipo existe la posibilidad de impago.
  • La eficacia del cobro: Puesto que el confirming (sin recurso) garantiza el cobro, ello supone un ahorro en costes por gestión de pagos y morosidad, así como eficacia en el cobro de la facturación. También se ahorra la prima del seguro de crédito y se reduce el uso del descuento comercial.
  • Un cobro por anticipado: normalmente los clientes disponen de largos periodos de pago, habitualmente superiores a los 90 días, por lo que la posibilidad de anticipar permite disponer de liquidez, y sin problemas de impago en caso de anticipo sin recurso.
  • Puntualidad y comodidad: El pago se recibirá puntualmente la fecha de vencimiento pactada o como anticipo, en cuyo caso se deducirán intereses y comisiones, efectuado bien mediante cheque o en la cuenta indicada por el beneficiario.

Ventajas para la entidad financiera

La entidad financiera, por último, también obtiene ventajas de distinto tipo, principalmente las siguientes:

  • Abarata costes de gestión: Como servicio de gestión de pagos, la entidad financiera ha de asumir los costes propios de tal operación que, en este caso, se abaratan al ampliarse el plazo de financiación dentro de una misma operación.
  • Ventajas del anticipo: Anticipar el pago al proveedor supone para la entidad financiera poder financiar la operación de cobro vía descuento de las facturas que se le han de abonar. También mediante la póliza de crédito de la empresa cliente.
  • Generación de negocio: La entidad bancaria, qué duda cabe, consigue un incremento del volumen de negocio no solo gracias a los intereses y comisiones, sino en lo que respecta a otras muchas posibilidades que puede proponer tanto a empresas clientes como a proveedores.