Ventajas de evitar la procrastinación en la empresa

Procrastinación

La procrastinación, o la acción de posponer las tareas que tienes que realizar, es una práctica muy común en el mundo laboral. Todo el mundo, en mayor o menor medida, aplaza algunas de sus obligaciones en momentos determinados. Sin embargo, cuando la postergación es sistemática, se convierte en un grave problema que debes solucionar.

El miedo, la falta de motivación, la incertidumbre o la falta de confianza en uno mismo son algunos de los motivos por los que la gente suele retrasar sus obligaciones y realiza otras actividades más placenteras o triviales. Ante este tipo de actividades, menos atractivas e incluso incómodas para muchos, la gente suele poner excusas para no enfrentarse a la tarea. Sin embargo, evitar estas situaciones y aplazarlas de manera continua, sólo trae consecuencias negativas. La procranistación provoca que el trabajo se acumule y que no se cumplan con los plazos establecidos, ofreciendo una imagen poco profesional de tu persona o empresa.

  

Ventajas de no posponer las tareas

No posponer aquellas tareas que menos te gustan para después, también tiene consecuencias positivas, entre las que destacan:

  • Te sientes mejor contigo mismo. Una de las primeras ventajas que descubrirás al enfrentarte a estas tareas menos gratificantes, es que, una vez finalizadas, te sientes mejor contigo mismo, al observar que has sido capaz de completarla con éxito.
  • Reduces la acumulación de trabajo. Retrasar continuamente tus obligaciones, provoca que las actividades que tienes que realizar terminen acumulándose y que tu lista de tareas pendientes no pare de crecer. Por el contrario, cuando te enfrentas a tus tareas y las concluyes a tiempo, el trabajo deja de acumularse.
  • Disminuye tu nivel de estrés. El hecho de tener que hacerle frente a una situación poco gratificante puede llegar a provocar estrés y ansiedad, Sin embargo, esta sensación puede verse incrementada con la postergación, al observar cómo las tareas se acumulan y tener la sensación de no terminar nunca las actividades pendientes. Cuanto antes realices estas tarea, menos sensación de estrés experimentarás.
  • Obtienes mejores resultados laborales. Por supuesto, si eres capaz de cumplir con tus funciones y realizarlas dentro del plazo establecido, mejorará tu productividad de la empresa y, por tanto, sus resultados.

 

Consejos para evitar la procrastinación

Cuando sientes que no eres capaz de realizar una tarea, cuando crees que la situación a la que debes hacer frente va a ser conflictiva o, simplemente, cuando una actividad no te gusta, te parece aburrida o poco interesante, tienes dos alternativas: enfrentarte a la tarea o inventar excusas para posponerlas. Si tu opción siempre es la segunda, es el momento de tomar medidas  y comenzar a poner en práctica los siguientes consejos para evitar la procrastinación.

  • Comienza por aquello que más te cuesta. Si dejas lo que menos te gusta para el final, encontrarás siempre una buena excusa para no realizarlo y posponerlo para el día siguiente. Comienza la jornada por aquellas actividades menos gratificantes y las tareas más placenteras para después.
  • Planifica tu tiempo. Piensa cuánto tiempo te puede llevar hacer la actividad y ponte un tiempo máximo para ejecutarlo. Otra opción es poner en marcha la técnica Pomodoro y estructurar tu tiempo en intervalos de 25 minutos, con descansos de 5 minutos entre pomodoros.
  • Divide la tarea en subtareas. Cuando la tarea que tienes que ejecutar es compleja y larga, puedes estructurarla en diferentes partes a fin de simplificarla.
  • Elimina distracciones. El móvil, internet o las interrupciones de otros compañeros, son una fuente de distracciones que te desvían de tu objetivo. Retira aquellos objetos que te puedan entretener y busca un momento del día tranquilo, para poder desarrollar este tipo de tareas sin interrupciones.
  • Prémiate al acabar. Por supuesto, cuando finalices la tarea, date una recompensa por el esfuerzo realizado. Desde un descanso hasta un capricho, cualquier premio es bueno.