Unespa pide que la reforma fiscal incentive el seguro de salud

La patronal de las aseguradoras, Unespa, pidió al Gobierno que incluyese incentivos para el seguro de salud en su reforma fiscal, actualmente en fase de anteproyecto, con el fin de estimular a los particulares y a las pymes a contratarlo para sus trabajadores.

Seguros salud

"Esto se podría hacer, o bien extendiendo los actuales beneficios que se conceden a las primas de seguros colectivos a la suscripción individual, o también recuperando la deducción en la cuota del 15 por ciento para las primas de seguros de enfermedad", dijo Pilar González de Frutos en su intervención en el III Foro de Seguros de Salud, organizado por Adeslas.

Las medidas incentivadoras consistirían, por lo tanto, en restablecer la dedución apuntada o, de forma alternativa, en convertir en gasto deducible de los rendimientos netos laborales las primas de seguros privados de salud correspondientes a la cobertura del trabajador -incluyendo hijos y cónyuge- con el límite de 500 euros anual por asegurado.

Motivar a las pymes

La petición se enmarca dentro de una pesimista visión de Unespa del actual modelo saniario, por considerarlo "de doble pago, ya que se paga a la sanidad pública sí o sí, y sin ventajas fiscales", salvo en el ámbito de los seguros colectivos, cuyo crecimiento en los últimos años "no ha sido casual", apunta. La patronal sostiene que desea dejar de ser "un complemento" a la sanidad pública, de ejercer"el rol de consolidadores del sistema de salud por la vía de reducirle tensiones", un papel muy parecido al que afirman les hacen cumplir también en materia de pensiones. A este respecto, en esta ocasión durante la clausura del I Congreso de Seguros Personales para el Ahorro y la Salud, Unespa solicitó también incentivos fiscales para los productos de ahorro destinados a la jubilación y para el cobro de las prestaciones en forma de rentas vitalicias. Con el propósito de acabar con "el escaso o nulo desarrollo de la actividad social complementaria en las pymes", se reclaman incentivos especiales para pymes, habida cuenta de su protagonismo en el tejido empresarial español, ya que el 98 por ciento de las empresas tienen menos de 50 trabajadores.

No al mercado laboral "dual"

Sin dejar de reconocer que los seguros de salud colectivos han sido un acierto, la entidad se muestra insatisfecha por constatar que ha creado un "mercado laboral dual", que distingue entre trabajadores, privilegiando normalmente a los de alta cualificación que trabajan en grandes corporaciones. En este sentido, sus demandas buscan el acceso a seguros privados por parte de las empresas de menor tamaño y también por los particulares. La misma lógica se aplica a la cuestión de las pensiones, con el fin de que las pymes hicieran aportaciones por cuenta de sus empleados a planes de pensiones o a planes de previsión asegurados (PPA) para que, a su vez, estas acciones constituyan "un verdadero segundo pilar de previsión" que alivie la carga al erario público. Sobre todo, se solicita que pueda llevarse a cabo  sin las exigencias del modelo vigente, que obliga a promover un plan de pensiones de empleo o a formalizar un plan de previsión social empresarial. Como forma indirecta de ahorro, por último, también se apostó por el cobro de prestaciones en forma de renta vitalicia, sin dejar de recordar la importancia del ahorro ciudadano para la jubilación.