Solucionar conflictos sucesorios, objetivo del nuevo observatorio de Ivefa

Ivefa crea un observatorio para ayudar a las empresas

Asesorar a las empresas familiares para afrontar los problemas relacionados con la sucesión, una de las principales causas del fracaso de las pymes, es uno de los objetivos primordiales del recién creado observatorio del Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa).

"Hemos puesto en marcha un observatorio para el estudio y análisis de todos los ámbitos de la empresa familiar con el propósito de conocerlas mejor y así poder brindarles nuestro apoyo",  dijo su presidente, José Bernardo Noblejas, con motivo de la celebración de la asamblea general de la entidad, en la que la entidad suscribió su incorporación a la Confederación Empresarial Valenciana (CEV).

Potenciando la sucesión en las empresas se pretende frenar su desaparición para así impulsar la creación de empleo, un pilar considerado clave para conseguir una economía saneada. "Es imprescindible que no desaparezca ninguna empresa si queremos progreso", dijo Noblejas.


 

Aprender a suceder

Dentro del observatorio se ha creado una comisión para orientar y resolver conflictos de sucesión en la empresa familiar para potenciar la creación de empleo, potenciar la sucesión y evitar su desaparición o garantizar su continuidad, este observatorio, "pionero en España", cuyo fin es dar pistas a las administraciones públicas y a las organizaciones empresariales sobre las necesidades de la empresa familiar.

"Hay que aprender a suceder", dijo Noblejas. Según los primeros datos obtenidos por el observatorio, la sucesión y la crisis habrían obligado a cerrar a un 30% de pequeñas empresas familiares en la autonomía, donde representan el 93% del tejido empresarial. Pese a estos cierres, Noblejas fue optimista cuando afirmó que "son muchísimas más las sociedades que se han puesto en marcha" y están creando nuevas empresas, en ocasiones a partir de la empresa matriz.

Por el momento, la comisión recién creada ha intervenido en tres casos planteados por los socios de la entidad, y en todos ellos ha logrado asesorar de forma efectiva para evitar el cierre de la empresa. De hecho, una de las metas era "suplir el difícil acceso a los expertos que sufren estas empresas", apuntó.

"Muchos empresarios han aprendido a afrontar mejor la sucesión gracias a la difusión realizada por Ivefa", apuntó en el mismo sentido el conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, que participó en la inauguración, al tiempo que subrayó la importancia de que "el sucesor de un empresario sea un emprendedor".

Preocupación por el futuro

La sucesión es una de las principales preocupaciones para la empresa familiar. Según el primer Barómetro de Empresa Familiar, las pymes españolas consideran "de extrema importancia" preparar al sucesor con suficiente antelación y mantener el control del negocio dentro de la familia, con un 36 y 33%, respectivamente.

Le siguen la selección del sucesor (24%), la formalización de la función de la familia en el gobierno de la empresa, con un 23%, así como establecer una comunicación entre generaciones (15%) e informar a la familia sobre cuestiones de empresa (14%)  y, como última prioridad, adquirir la parte de los miembros de la familia que no intervienen en el negocio.

El Barómetro ha sido realizado por KPMG EMA en colaboración con el Instituto de Empresa Familiar a partir de los datos recabados a 240 empresas familiares españolas entre julio y septiembre de 2013 sobre sus expectativas, retos y preocupaciones. Este informe forma parte del Barómetro Europeo de Empresa Familiar, una iniciativa conjunta del European Family Businesses y el equipo de Empresa Familiar de KPMG en EMA, llevado a cabo en 14 países de forma simultánea.

 

Post relaci0nados:


Fuente imagen: Ivefa