Requisitos de una carta de despido por causas objetivas

carta despido por causas objetivas

Como empresario, entiendes la necesidad de dominar ciertos conocimientos en beneficio de tu compañía, especialmente aquellos relacionados con la legislación vigente.  En este ámbito, una de las herramientas más importantes que debe manejar es la legislación laboral. Como empleador debes conocer los derechos y obligaciones que tienes y los que poseen tus trabajadores. De esta manera evitarás cometer ciertos errores que puedan perjudicar al funcionamiento de tu empresa en un futuro.

Algunas de las dudas más frecuentes, especialmente cuando acabas de adentrarte en el mundo empresarial y aún no dominas a fondo esta materia, están relacionadas con los despidos laborales. Saber cuándo se considera despido procedente, conocer los elementos que deben aparecer en la carta de despido, los plazos de preaviso o las indemnizaciones a las que pudiera tener derecho, son cuestiones que te conviene averiguar.

Causas de despido objetivo

En el supuesto de que tengas que realizar algún despido, debes conocer cuando éste es  improcedente o no. Esto es, cuando las causas del despido están consideradas como objetivas  y cuando no. En el Estatuto de los Trabajadores, que regula los derechos y deberes laborales, se establecen las causas por las que un despido se considera como objetivo. Estas causas son:

  • Ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida después de su contratación.
  • Falta de adaptación a los requerimientos técnicos del puesto de trabajo, tras haber realizado la formación precisa.
  • Por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, siempre que no sea considerado contrato colectivo (afecte a un número inferior de personas).
  • Faltas de asistencia al trabajo continuas (aun justificadas) siempre que cumplan con las condiciones decretadas.

El proceso de despido

  • Para que la extinción del contrato sea válida, deberás comunicarle al trabajador o trabajadores por medio de una carta escrita las causas del despido. Si la comunicación se realizara verbalmente, no tendría efecto el despido.
  • Además, en ese momento, deberás ofrecerle una indemnización de 20 días por año trabajado, salvo que el despido sea por causas económicas, en el que no estás obligado (aunque el trabajador tiene derecho a reclamártelo).
  • Deberás realizar la comunicación de extinción del contrato con 15 días de preaviso.

Elementos que deben incluirse en la carta de despido

La redacción de la carta de despido debe cumplir con una serie de requisitos para que tenga validez legal y no pierdas la sentencia en caso de recurrir tu decisión. Los datos que  no pueden faltar en esta carta son:

  • La fecha de comunicación del despido y la de fin de contrato. Recuerda que debe existir un periodo mínimo de 15 días entre una y otra fecha.
  • Los datos del trabajador, como mínimo el nombre y apellidos, para que quede constancia escrita de a quién va dirigida.
  • El o los motivos de despedido. Para que el despido sea considerado válido debes exponer la razón por la que se procede a la rescisión del contrato.  Es importante detallar claramente los motivos y justificarlos, para que no haya lugar a dudas. Si las causas son por motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción:

o   Señala en la carta el sector de la empresa o del departamento

o   Justifica adecuadamente la situación actual por la que pasa, las medidas que se han tomado

o   Describe los motivos por los que no se ha decidido prescindir de los servicios del trabajador, relacionándolo con la situación actual de la empresa.